Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo sistema “multamóvil” vuelve a las calles con dos cámaras portátiles y sin coche específico

El nuevo sistema del “multamóvil” integrado en un vehículo de la Policía Local de Pontevedra. Rafa Vázquez

Se acabó la tregua en las calles de Pontevedra. Desde la jornada de ayer, el nuevo sistema “multamóvil” vuelve a patrullar por la ciudad tras un año y medio sin realizar controles de estacionamiento debido a que el antiguo vehículo estaba fuera de servicio desde hacía meses. De hecho, este coche se “jubiló” hace meses y ahora no es necesario uno específico para vigilar los estacionamientos. Se puede hacer desde cualquier automóvil.

Antes de su puesta en marcha, la concejala de Seguridade Cidadá presentó precisamente ayer en la Praza de España el nuevo dispositivo de control de estacionamiento que mantendrá una especial vigilancia en los espacios de servicios, de carga y descarga y en el estacionamiento de autocaravanas y que jubila al anterior “multamóvil” tras siete años de funcionamiento.

Así, según explicaron la responsable del departamento municipal, Eva Vilaverde y el Intendente Principal de la Policía Local, José Manuel Duarte, que también estuvieron acompañados por el director general de Protección Cidadá, Daniel Macenlle, este nuevo dispositivo está integrado por un sistema compacto con dos cámaras que puede funcionar individualmente en dos coches o integrado en un solo vehículo. Otra de las innovaciones que incorpora es que este sistema será controlado por los agentes a través de una tableta digital.

La principal diferencia con al anterior “ollomóbil”, como prefiere denominarlo el gobierno local, es que este nuevo dispositivo de control, en el que el Concello de Pontevedra ha invertido un total de 16.600 euros, se puede instalar en cualquier vehículo en cuestión de 10 minutos. Por otra parte, el sistema controla las matrículas de los vehículos de cualquier zona de la ciudad, y en el caso de tener instalado las dos cámaras dispondrá de un ángulo de visión de 200 grados.

Vuelta a la normalidad

La concejala de Seguridade Cidadá, Eva Vilaverde, comentó que la puesta en marcha del nuevo “multamóvil” se retrasó debido a los ajustes del software, así como por la compatibilidad del sistema municipal. En este sentido, la edil señaló que con la puesta en funcionamiento del nuevo dispositivo de control de estacionamiento “volvemos á normalidade”, haciendo referencia a que el contexto de la pandemia del COVID provocó que las “prioridades” de los efectivos de la Policía Local cambiaran, derivando en una flexibilización de los controles de tráfico en aras del control de las medidas dictadas por las autoridades sanitarias para frenar la expansión del virus.

La titular del departamento de Seguridade Cidadá también comentó que con este tipo de acciones lo que se pretende es que “a cidade funcione e funcione ben. Temos que recordarlle á xente cales son as nosas prioridades para que a cidade funcione, pois é importante que as zonas de carga e descarga non estean ocupadas ou que nos aparcadoiros de servizos se respecten os tempos”. Asimismo, Eva Vilaverde destacó que este dispositivo renovado “é moi operativo, moi funcional e pensamos que substitúe e facilita moito máis que o antigo “Ollomóbil” o traballo que se fai na cidade”.

Funcionamiento y sanciones

En cuanto al funcionamiento del nuevo sistema en su día a día, este será idéntico al del anterior “multamóvil” puesto que según explicó José Manuel Duarte, los vehículos de la Policía patrullarán las calles con este dispositivo que incorpora videocámara y lector de matrículas para controlar los estacionamientos. “É un sistema moito máis moderno, que permite detectar en dúas pasadas quen leva máis tempo estacionado e proporciona todo tipo de información sobre os vehículos”.

Por otra parte, siempre que multe a un vehículo, los agentes procederán a dejar una notificación para informar al propietario. A este respecto, el Intendente Principal de la Policía Local afirmó que el objetivo de este tipo de controles no es tanto el afán recaudatorio, sino “corregir determinadas conductas erradas o infractoras”, evitando así que los conductores estacionen mal. En este sentido, José Manuel Duarte destacó que a lo largo de los años las multas han ido disminuyendo.

Tareas de mudanza de las oficinas. | // RAFA VÁZQUEZ

Tráfico abandona su sede de la calle Joaquín Costa

La Jefatura Provincial de Tráfico inició ayer la mudanza de sus oficinas situadas en Joaquín Costa para acelerar la apertura de su nueva sede en Campolongo, prevista para el próximo lunes, día 25 de octubre. Situada en el número 8 de la Praza Veiga da Eira, las nuevas instalaciones suponen una mejora sustancial puesto que cuenta con una superficie total de 1.429,74 metros cuadrados frente a los 1.155 metros cuadrados de las antiguas oficinas.

La nueva ubicación de la Jefatura Provincial de Tráfico, en la cual se ha efectuado una inversión de 1.231.780 euros, contará con medio centenar de empleados y en ella se llevarán a cabo diversos trámites relacionados con vehículos dirigidos a ciudadanos y a empresas, como traslados, altas y bajas o altas, que en 2019, año anterior a la pandemia, ascendían a 17.599. Cabe destacar que en 2019 se realizaron un total de 17.666 exámenes teóricos y 20.290 pruebas de tráfico en la sede de Pontevedra, mientras que en el año 2020, tras la irrupción de la pandemia, estas cifras se redujeron considerablemente, puesto que tan solo fueron efectuados 165.899 exámenes teóricos y 16.224 pruebas prácticas. Las nuevas oficinas se estrenarán el lunes 25 acogiendo los primeros 27 exámenes.

Compartir el artículo

stats