Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Iria da Cuña nnficha personal | Graduada en Fisioterapia y Doctora en Ciencias de la Salud

“La fisioterapia puede tratar disfunciones urinarias, sexuales y obstétricas ”

“Fortalecer el suelo pélvico también es cosa de hombres, previene la eyaculación precoz o la incontinencia urinaria”

Iria da Cuña, ayer, antes de su charla. | // GUSTAVO SANTOS Nerea Fernández

El suelo pélvico es una de las zonas del cuerpo a la que históricamente se le ha prestado menos atención. Se trata de un conjunto de estructuras (músculos, ligamentos y tejido conjuntivo) que se alojan en la pelvis y que cumplen la función de vital importancia, la de sostén de los órganos pélvicos, como la vejiga y uretra, útero y vagina; y recto. Si estos músculos no están fuertes pueden aparecer disfunciones como la incontinencia urinaria, también problemas en la defecación y en las relaciones sexuales. La II Feira da Saúde e o Benestar, “PonteSan”, acogió ayer una charla en la Casa das Campás, donde la especialista en suelo pélvico, Iria da Cuña Carrera, compartió su experiencia profesional para la prevención y el tratamiento de las patologías que afectan a la salud pelviperineal.

–¿Qué es la fisioterapia del suelo pélvico?

–Es una especialidad que, dentro de la fisioterapia, es de las menos conocidas; sin embargo, en los últimos años hemos notado un mayor interés por este ámbito en las clínicas. Consiste en el tratamiento y prevención de diferentes disfunciones, urinarias, sexuales y obstétricas, es decir, todo lo referido al ámbito ginecológico, urológico y obstétrico.

–¿Cuáles son los síntomas de un suelo pélvico debilitado?

–Si creemos que tenemos el suelo pélvico debilitado, lo primero que debemos hacer es acudir a un fisioterapeuta especializado, que nos haga una valoración correcta de la zona. Algunas disfunciones y síntomas que podrían aparecer son pérdidas de orina, sensación de pesadez en la vagina, disfunciones sexual, como dolor en las relaciones o incapacidad de alcanzar el orgasmo. Además, no solo tenemos que pensar en el suelo pélvico como los músculos que se encuentran en el periné, sino que, , no actúa solo, porque está íntimamente ligado con nuestros músculos abdominales, el diafragma y la espalda. Es importante cuidar toda la esfera abdominopélvica y acudir al fisioterapeuta.

–¿Como de importantes son los ejercicios del suelo pélvico durante el embarazo?

–Cuando una mujer está embarazada su cuerpo sufre muchos cambios. En nueve meses crece mucho el abdomen, cambia la distribución de cargas en nuestro cuerpo y, al final, es común que aparezcan dolores de espalda y, el suelo pélvico, en concreto, tiene que soportar mucha más tensión de la acostumbrada. Además, el parto no deja de ser un trauma dentro de los músculos pélvicos. Lo que se puede hacer, a modo de prevención en el embarazo y antes de que aparezcan síntomas es una valoración para conocer su estado, y comenzar a trabajar en ejercicios, que incluyan el músculo transversoabdominal, que es muy importante durante la gestación. Aparte de los ejercicios, hay técnicas que pueden ayudar en el momento del parto, como el masaje perineal, que pretende elastificar los tejidos .

–¿El suelo pélvico queda muy dañado después del parto?

–Depende del parto. Donde queda más dañado es en aquellos instrumentalizados, con episiotomía o desgarro muy grande, también cuando son necesarias ventosas o palas para sacar al bebé. Pero la tendencia ahora son los partos sin instrumentalizar. Aunque, siempre, el paso de un bebé por la zona ocasiona un trauma grande, por lo que se recomienda la fisioterapia en el posparto, para recuperar la zona, y a todas las mujeres independientemente del tipo de parto. Se trabaja, también,el abdomen y la posición de la pelvis.

–¿Qué son los ejercicios Kegel?.

–Los ejercicios de Kegel son contracciones voluntarias de nuestros músculos del suelo pélvico. Para identificar cómo serían, porque algunas personas no son capaces de realizarlos correctamente, podemos imaginar un tampón en la vagina, apretarlo y subirlo hacia arriba. En los hombres, la orden que se da es que intenten levantar los testículos. Pero sí que es cierto que es una zona que no estamos acostumbrados a trabajar, y cuesta que se hagan bien, por ello es recomendable la ayuda de un profesional.

–¿Fortalecer el suelo pélvico también es cosa de hombres?

–La fisioterapia del suelo pélvico no es solo para mujeres, las disfunciones pueden aparecer también en hombres. Quizá exista una tendencia a pensar inmediatamente en las mujeres, porque durante el embarazo, el postparto y la menopausia esta zona puede llegar a debilitarse. En los hombres, normalmente, aparecen disfunciones sexuales o de incontinencia urinaria, también tras operaciones por cáncer de próstata.

–¿Qué son los prolapsos?

–El prolapso es el descenso de algún órgano del suelo pélvico, puede ser la vejiga, el recto, la uretra... Desde la fisioterapia hay evidencias científicas de que con el tratamiento se mejora mucho la sintomatología, no se pueden curar los prolapsos, pero sí conseguir que desaparezcan los síntomas.

–¿Pueden aparecer problemas en el suelo pélvico derivadas de la práctica de ciertas disciplinas deportivas?

–Hay algún tipo de deporte que conlleva aumentos de presión en el suelo pélvico, repercutiendo negativamente. Pero eso no quiere decir que no se puedan hacer si la persona tiene un suelo pélvico correcto, aunque debería hacer ejercicios compensatorios para fortalecerlo más. El problema es cuando existe una disfunción del suelo pélvico y la persona realiza ese deporte de alto impacto, ahí es importante que sea el fisioterapeuta quien guíe el trabajo pélvico. En algunos momentos de la vida de la mujer, como durante el embarazo, no está recomendado el ejercicio de impacto, porque se sabe que es un momento que conlleva más debilidad en el suelo pélvico.

Compartir el artículo

stats