Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Vinimos a hacer un test para poder comer en algún local”

La unidad móvil de Praza de España contó con largas colas. Santos Álvarez

Largas colas y tiempos de espera superiores a los 45 minutos. Esta fue la imagen que dejó ayer el dispositivo móvil que la Xunta de Galicia habilitó en la Praza de España de Pontevedra donde aquellas personas que no disponían de la pauta completa de vacunación podían acercarse para someterse a un test de antígenos y conseguir la expedición del correspondiente certificado con el resultado de esta prueba.

Precisamente este hecho, así como la entrada en vigor de las nuevas restricciones en el municipio pontevedrés, fue lo que animó a muchos a acercarse hasta la plaza. Es el caso de Eva Martínez, quien junto a sus amigas, acudió al punto de cribado para hacerse con el justificante de una prueba negativa. Esta pontevedresa, que llevaba ya esperando media hora para poder realizar el test, explicó que “como quedamos varias amigas para comer y ahora la piden para entrar en los bares, vinimos a hacer la prueba para poder acceder al interior de algún local”, indicó Martínez.

Cribado con autocita, ayer, en el Hospital Provincial. | // SANTOS ÁLVAREZ

En un día como ayer, con lluvias por la mañana y a mediodía, tanto Eva Martínez y sus amigas reconocen que “esta situación es un engorro, porque para comer dentro hay que hacer estas colas de más de media hora si no estás vacunado, podría haber más puntos, por ejemplo; pero también es cierto que hacía falta alguna medida porque la pandemia está descontrolada y, aunque no sé si es la más adecuada, entiendo que para la hostelería es mejor porque podrán trabajar de forma más segura”, señaló Martínez.

El dispositivo contó con personal de enfermería y se llevó a cabo durante toda la jornada como prueba piloto con el objetivo de aumentar la capacidad diagnóstica entre la ciudadanía de Pontevedra, a la vez que se buscaba que la población se familiarizara con este sistema de cribado mientras la situación epidemiológica no mejora.

Éxito de la autocita

En el Hospital Provincial también se vivió ayer un día intenso, puesto que se puso en marcha la primera jornada con autocita y tuvo muy buena acogida entre la población diana. Así, las profesionales sanitarias que se ocupaban de este punto de cribado en el destacaron ayer en el entorno de las 13.30 horas que ya habían pasado por la caseta 167 jóvenes, una cifra que calificaron de “muy positiva”.

En este sentido, aseguraron que “al ser autocita, ellos mismos se animan a venir, porque no es lo mismo que cuando son un contacto estrecho y se les hace un seguimiento. De esta forma, son ellos mismos los que se citan para hacerse la PCR, aunque no nos digan si tuvieron un contacto o no, y si son negativos se quedan más tranquilos”.

En cuanto a las edades, las profesionales del punto de cribado del Provincial señalaron que las franjas de edad de las personas que asistieron fueron variadas, pero principalmente mayores de 18 años; de entre 16 y 18 años apenas hubo participantes en horario de mañana.

Respecto al cribado realizado esta semana en la Sala Nauta de Sanxenxo, municipio que en la actualidad se encuentra en riesgo extremo debido a la elevada transmisión comunitaria del virus, los profesionales lograron detectar 18 positivos y la participación de la población diana, con edades comprendidas entre los 16 y 35 años, llegó a los 897 asistentes, de los cuales 687 acudieron el jueves y 210 el pasado viernes.

Los profesionales aprovecharon para hacer un llamamiento a la gente joven y animarlos a que “sean responsables” y participen en este tipo de screening para frenar la transmisión del virus.

Compartir el artículo

stats