Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El área sanitaria registra más contagios en la última semana que en todo mayo y junio

Ya hay siete municipios de la comarca en riesgo extremo, con una incidencia mayor de 250 casos a 14 días | Los positivos ascienden a 1.879 y hay tres hospitalizados más

Colas a las puertas del ambulatorio Virgen Peregrina. |   // RAFA VÁZQUEZ

Colas a las puertas del ambulatorio Virgen Peregrina. | // RAFA VÁZQUEZ Cristina Prieto

La conocida como “ola juvenil” del COVID continúa su avance en el área sanitaria de Pontevedra-O Salnés, que entre el domingo y el lunes reportó un total de 144 contagios nuevos. En los últimos siete días, el área ha registrado un total de 1.415 nuevos positivos, una cifra muy superior a la correspondiente a los meses de mayo y junio al completo, en los que los contagios fueron un total de 989.

Tras la aparición del “megabrote” vinculado a viajes de fin de curso a las Islas Baleares, a finales de junio, la incidencia en el área sanitaria no ha parado de subir, siendo esta última semana la que ha registrado cifras más altas, con el repunte del viernes 16 de julio de 304 contagios nuevos en un solo día como el mayor de toda la pandemia.

Así, debido a este alto ritmo de contagios, la incidencia acumulada a 14 días empeora en la mayoría de los municipios de la comarca y siete de ellos están ya en riesgo extremo por estar por encima de los 250 casos por cada 100.000 habitantes. Es el caso de Pontevedra, Marín, Caldas, Moraña, Ponte Caldelas, Poio y Sanxenxo. La situación en estos dos últimos es especialmente preocupante, con una incidencia superior a los 800 y a los 1.300 casos, respectivamente.

En situación crítica desde hace más de una semana, el comité clínico anunció que tanto Sanxenxo como Poio serían objeto de un seguimiento especial, pero por el momento se mantienen en el nivel medio de restricciones, a la espera de lo que se decida hoy en la reunión de los expertos que asesoran a la Xunta, aunque no se prevén cambios relevantes.

Según los datos facilitados por el Servizo Galego de Saúde, los casos activos en el área sanitaria aumentaron en 82, hasta alcanzar los 1.879, y se registraron 144 contagios nuevos, tras haber recibido el alta médica 62 personas durante la jornada del domingo. Se realizaron un total de 1.880 pruebas diagnósticas, entre PCR, antígenos y otras, con lo que resultaron positivas un 7,7% de las mismas.

Una jornada más, en el área sanitaria de Pontevedra-O Salnés no solo aumentaron los contagios, sino también el número de pacientes ingresados a consecuencia del COVID. Actualmente hay 18 personas hospitalizadas, cuatro de ellas en estado grave que permanecen en la Unidad de Cuidados Críticos del Hospital Montecelo; las otras 14 están en planta, doce en el Complexo Hospitalario Universitario de Pontevedra, una en el Hospital QuirónSalud Miguel Domínguez Pontevedra y otra en el Hospital do Salnés. Asimismo, permanecen 1.861 positivos asintomáticos o con síntomas leves evolucionando en sus respectivos domicilios bajo supervisión médica.

Según fuentes del Servizo Galego de Saúde, sigue preocupando el incremento de casos entre la gente joven, por lo que, de nuevo, se pide colaboración para que se cumpla con los protocolos sanitarios y, sobre todo, para que se acuda a los cribados, ya que es muy importante para la detección de positivos asintomáticos y evitar la propagación descontrolada del virus. Además, insisten también desde el Sergas para que los positivos colaboren con los rastreadores para la localización de sus contactos.

Sanxenxo amplía el margen de edad en sus nuevos cribados

El área sanitaria de Pontevedra-O Salnés ha decidido organizar un nuevo cribado poblacional en Sanxenxo el jueves y el viernes en la sala Nauta del Puerto Deportivo. En esta ocasión se amplía el margen de edad: en vez de ser a partir de los 18 años, como se hizo la semana pasada en Baltar, ahora se convoca a cualquier vecino o visitante de entre 16 y 35 años, que es el tramo de edad con menor índice de vacunados y en el que se está produciendo una importante escalada de casos activos. Los interesados en participar deberán anotarse hasta 24 horas antes en la web del Sergas.

La semana pasada se citó a 1.500 vecinos para un cribado en el centro de salud de Baltar, al que se presentaron 756, una cifra todavía insuficiente. Se detectaron 38 positivos asintomáticos, por lo que gracias a las pruebas son conscientes de su situación y podrán evitar contagios a familiares y amigos. El Concello solicita encarecidamente a vecinos y visitantes comprendidos entre los 16 y los 35 años y que no hayan sido vacunados a utilizar esta nueva oportunidad de cribado para realizarse el test que le permita conocer su situación y actuar en consecuencia para no perjudicar a su entorno y a ellos mismos.

Por otra parte, la Policía Autonómica llevó a cabo el pasado fin de semana un total de 244 dispositivos en 28 ayuntamientos gallegos para vigilar el cumplimiento de las medidas adoptadas para hacer frente al COVID. En Pontevedra se realizaron 125 dispositivos en Barro, Catoira, Marín, Meis, Moaña, Mondariz, Pontevedra, Redondela, Sanxenxo, Vigo y Vilaboa, que se saldaron con diez denuncias en Sanxenxo por no llevar mascarilla.


Se agrava el colapso en la atención primaria

La falta de efectivos para cubrir las vacaciones y las bajas del personal está agravando el colapso en la atención primaria en Pontevedra y O Salnés. La situación epidemiológica, con el aumento constante de los contagios por COVID, así como la llegada de turistas a diferentes municipios de la comarca están obligando al personal sanitario a hacer jornadas maratonianas en algunos casos.

En las puertas del ambulatorio Virgen Peregrina de Pontevedra ya son habituales las largas colas para poder acceder al centro hospitalario; ante la imposibilidad de poder gestionar sus citas médicas y dudas por vía telefónica, que también se encuentra colapsada, los pacientes acuden en persona y aguardan en la calle durante una media de 30 minutos aproximadamente.

La falta de un servicio de refuerzos médicos en el centro de salud de Baltar, en Sanxenxo, ha provocado los primeros colapsos del verano en el PAC. En algunas jornadas, un solo médico ha llegado a atender hasta 99 urgencias y a realizar 86 asistencias en consulta.

Compartir el artículo

stats