Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanxenxo entra en riesgo extremo tras registrar 45 contagios en una semana

Gente paseando junto a Silgar, en Sanxenxo. | // RAFA VÁZQUEZ

Las alarmas que hace un par de semanas se encendieron en los municipios de Pontevedra y Poio por el surgimiento de nuevos brotes de COVID, la mayoría asociados a los contagios de estudiantes de Bachillerato en Mallorca, han saltado ahora en el de Sanxenxo, y en plena temporada alta de verano.

El municipio turístico por excelencia de las Rías Baixas, ha registrado en tan solo una semana 45 positivos, por lo que actualmente cuenta con 51 casos activos. Echando la vista a dos semanas atrás, la incidencia por cada 100.000 habitantes del virus es de entre 250 y 500 casos, lo que sitúa a Sanxenxo en riesgo extremo.

Este preocupante aumento podría llevar a la localidad a cambiar de nivel de restricciones si así lo considera el comité clínico de expertos que asesora a la Xunta de Galicia en materia de coronavirus.

Actualmente, Sanxenxo se encuentra en el medio-bajo, el menos restrictivo de todos los fijados por el gobierno autonómico. Por el contraria, las vecinas Pontevedra, Marín y Poio ya se rigen por el medio. Básicamente, la diferencia entre ambos afecta a los aforos. Por ejemplo, en hostelería en el nivel medio-bajo se permite un 50% en interior y el 100% en el exterior, mientras que en el medio un 30% dentro y en exterior solo el 50%.

En todo caso, los cuatro municipios han sufrido un empeoramiento generalizado, ya que también Poio está al nivel de Sanxenxo, con una incidencia a 14 días de entre 250 y 500 casos por cada 100.000 habitantes y 70 positivos registrados en ese período de tiempo, así como 51 en la última semana. En total cuenta ya con 64 casos activos.

En cuanto a Pontevedra y Marín, su incidencia es algo menor, de 150 a 250 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días. Así, en la capital hay 211 enfermos diagnosticados (tras sumar 24 más en un solo día) y en la villa marinense son ya 55.

Y si la comarca de Pontevedra evoluciona mal, tampoco hay cifras que celebrar en la de O Salnés, que cuenta con cuatro municipios con incidencias tan elevadas como la de Sanxenxo o Poio. Son Vilagarcía, con 149 contagios en dos semanas; Cambados, con 67; Vilanova de Arousa, con 46, y Meis, con 17.

El caso de A Illa merece mención a parte. Su incidencia es superior a 500 después de registrar 40 casos en 14 días, según informa la Xunta de Galicia.

De hecho, A Illa, Vilanova, Vilagarcía y Cambados ya se encuentran desde el fin de semana pasado en el nivel alto de restricciones, que supone que solo se puede servir en las terrazas en exterior y al 50% del aforo habitual.

Van ya 15.443 contagiados

El conjunto del área sanitaria de Pontevedra y O Salnés evoluciona mucho peor a estas alturas del año que el pasado. Son ahora 869 casos activos, a los que habría que sumar todos aquellos que también son positivos pero no lo saben porque son asintomáticos. Y es que entre el domingo y ayer lunes se notificaron 103 casos nuevos.

En cuanto a la hospitalización, hay 12 personas ingresadas en el área, ocho en planta y otras cuatro en la Unidad de Cuidados Críticos, UCI.

Desde que se declaró la pandemia se han contagiado en las comarcas del área 15.443 personas, de las cuales 14.393 ya superaron el virus, frente a otras 181 que perdieron la vida a causa de la enfermedad, la mayoría por “patologías previas” que se la agravaron, tal y como indica el Sergas.

Además del seguimiento de las medidas preventivas (distancia de seguridad, uso de mascarilla, higiene de manos...), están siendo fundamentales las pruebas de detección del virus y la vacunación. Desde marzo de 2020 se han realizado 445.307 pruebas, de las cuales 259.366 eran PCR.

Respecto a la vacunación, avanza positivamente en el área sanitaria, que ya supera la mitad de sus vecinos con la pauta completa. Ayer mismo fueron vacunadas 2.550 personas en el Recinto Ferial de Pontevedra, así como algo más de 1.900 en el de Fexdega de Vilagarcía de Arousa. Todos ellos recibieron el suero de AstraZeneca.

Dos positivos en la residencia de mayores de Campolongo

La residencia de mayores de Campolongo, dependiente de la Consellería de Política Social de la Xunta, ha registrado dos positivos en COVID. Así lo informó ayer el Sergas, que actualizó los casos activos de usuarios de residencias en Galicia. De este modo, son ya siete en la comunidad autónoma, ya que además de los dos de Campolongo hay otros cinco en la residencia García Hermanos de Betanzos, en A Coruña. La última vez que se registraron casos en la residencia pontevedresa pública fue el 19 de enero, cuando dos mujeres dieron positivo en la prueba, lo que obligó a la dirección y a las autoridades sanitarias a activar el protocolo de la pandemia. Por ello, al igual que ahora, todos los usuarios fueron aislados en sus habitaciones para evitar contactos innecesarios ni siquiera en los pasillos. Entonces, los 88 ancianos no habían tenido tiempo de inmunizarse contra el virus, ya que habían sido vacunados con la primera dosis el 11 de enero. Les faltaba la segunda, a los 21 días, a los que habría que sumar una semana más para lograr la inmunización. Los últimos grandes brotes que se detectaron en el área sanitaria fueron dos a finales del año pasado, coincidiendo con la segunda ola de la pandemia: el de las residencias privadas Soremay, en pleno centro de Pontevedra, con cerca de 60 positivos entre ancianos y trabajadores, y Residencia Pontevedra, en Vilaboa, con alrededor de medio centenar. Finalmente, el brote de Soremay se cobraba la vida de seis de los usuarios. Este centro se quedaba libre de COVID para recibir el año nuevo, mientras que en el de Vilaboa hubo que esperar unos días más.

Compartir el artículo

stats