Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El pulpeiro ambulante, ¿legal o ilegal?

El puesto de Pulpería Laura estaba ayer instalado en la plaza de San José.

El puesto de Pulpería Laura estaba ayer instalado en la plaza de San José. Rafa Vázquez

La venta ambulante de pulpo en las vías públicas sigue a día de hoy sin regularizar. Así lo constata la polémica generada esta semana en Pontevedra, a raíz de la denuncia de un vecino por la presencia de un pulpeiro en la calle Cruz Gallastegui.

Los agentes municipales abrieron expediente al vendedor, después de comprobar que no poseía de permiso para ejercer la venta en la calle. Esta situación generó tal malestar en el afectado que recorrió la ciudad en busca de otros puestos ambulantes para proceder a denunciarlos.

Los policías, obligados a comprobar todas las acusaciones, acudieron a los lugares señalados y procedieron a interponer nuevas denuncias, un total de tres, pues, según explica la Policía Local de Pontevedra, se trata de una actividad ilegal, o al menos “alegal”.

Fue entonces cuando el presidente local de PP en Pontevedra, Rafael Domínguez, se hizo eco de las denuncias y anunció que llevará el tema al pleno. Domínguez puso el foco de responsabilidades sobre la Concejalía de Seguridade Cidadá que dirige Eva Vilaverde, pues considera que existe “un derribo continuado por parte de este Concello a la hostelería”.

Por su parte, la concejala, ha explicado que “ en ningún caso el Concello de Pontevedra está actuando de oficio en contra de los pulpeiros,”. De esta forma, Eva Vilaverde, explicó que “la Policía Local recibió una denuncia y está obligada a realizar las comprobaciones oportunas para trasladar la información al departamento municipal correspondiente, que valorará si se produce expediente sancionador o no”.

Además, la edil indicó que “existe un problema con el marco normativo que impide, no sólo al Concello de Pontevedra, sino a cualquier otro de Galicia, a regularizar con carácter general la venta ambulante de alimentos en la calle”.

Se trata de la Ley de Comercio Interior de la Xunta de Galicia que “necesita de una modificación por parte de la administración autonómica para que el Concello pueda ponerse a trabajar para incluirla en las ordenanzas”.

Por último, Vilaverde confesó estar “manteniendo reuniones con distintas asociaciones de pulpeiros para lograr la regularización de su situación”.

“Tengo todos mis papeles en regla”

El estallido de la polémica sobre la actividad de los pulpeiros en las vías públicas de Pontevedra no deja de sorprender a los propios trabajadores del sector. Así es como desde Pulpería Laura, trasladan su sorpresa ante las denuncias efectuadas a vendedores de pulpo ambulantes. Instalada ayer en plena calle, en la plaza de San José, decía que “llevamos años sirviendo raciones de pulpo en Pontevedra y nunca tuvimos ningún problema. Tenemos toda la documentación en regla, por lo que creemos que ya es hora de que se regularice nuestra situación”, indicaron. Del mismo modo, desde Pulpería Laura explicaron que la reunión mantenida con la conselleira, Eva Vilaverde, fue “positiva”; pues la edil “se mostró receptiva y nos trasladó su compromiso a trabajar por la regulación, para que podamos realizar nuestro trabajo con garantías y seguridad”.

Compartir el artículo

stats