Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un nuevo emisario, de 1.250 metros, para sanear la ría

Trazado propuesto para el emisario

Trazado propuesto para el emisario FdV

La empresa pública Acuaes y el Ministerio para la Transición Ecológica han dado un paso decisivo para completar el saneamiento de la ría con la conclusión del proyecto definitivo para el tratamiento de los vertidos de casi toda su orilla norte, desde Raxó, en Poio, hasta Montalvo, en Sanxenxo. Esta actuación fue pactada por el Gobierno central con ambos concellos hace unos meses con una inversión total prevista de 19,3 millones de euros. El documento ya es objeto de exposición al público por parte del Ministerio.

Después de años de debate sobre el polémico emplazamiento de una depuradora entre Poio y Sanxenxo, siempre rechazada por los vecinos, la salida de la Consellería de Infraestruturas de este proyecto y la entrada de Acuaes fue clave para desbloquear el conflicto, hasta el punto de que todas las partes aceptaron que la depuradora se levantará en Paxariñas (Sanxenxo), ampliando las instalaciones actuales en ese punto.

Así, las obras proyectadas tienen como objetivo la mejora en materia de saneamiento de la ría, recogiendo mediante un colector interceptor todos los vertidos realizados en la zona comprendida entre Samieira (Poio) y Montalvo (Sanxenxo) y transportándolos a la estación depuradora de aguas residuales de Paxariñas que deberá ser ampliada, a la vez que será construido un nuevo emisario submarino que sustituya el actual de Montalvo.

Planta de la depuradora ampliada FdV

Este emisario –declarado junto con el resto del plan de Poio y Sanxenxo de interés general– es una de las principales actuaciones del proyecto, ya que será el segundo que se diseña dentro de la ría de Pontevedra para tratar de alcanzar su saneamiento integral, y que se sumará al ya existente desde Placeres. Ambas conducciones bajo el mar sumarán cerca de cinco kilómetros. El de Sanxenxo, que reemplazará al actual, llegará a los 1.250 metros, mientras que el de la Xunta, que se ha topado con numerosos opositores y será complementario del actual en la depuradora de Pontevedra, se ha proyectado con 3.614 metros de longitud.

El documento que expone al público el Ministerio para la Transición Ecológica detalla que “los sistemas de saneamiento de los Concellos de Sanxenxo y de Poio, en la zona de Raxó-Samieira, presentan déficits que se acentúan con la elevada ocupación estacional, principalmente en época estival. Estas deficiencias son especialmente relevantes por las importantes exigencias ambientales del medio receptor, como son el uso de baños y la producción de moluscos.”. Añade que “los núcleos de Raxó, Samieira y a Granxa, pertenecientes a los Concellos de Sanxenxo y Poio, tienen un sistema de colectores que recoge las aguas residuales que, mediante un bombeo, vierte al mar a través de un emisario submarino sin ningún tipo de tratamiento previo. Esta situación supone un impacto grave en el medio y en zonas de producción marisquera (polígono de bateas Portonovo C) además de incumplir la legislación vigente”.

Paralelamente, “la depuradora actual del Concello de Sanxenxo, situada en Paxariñas, aún con ciertas limitaciones y deficiencias, tiene capacidad suficiente durante gran parte del año. Sin embargo, en época estival el funcionamiento del tratamiento biológico se encuentra al límite”.

Por tanto se concluye que “dado que la capacidad de la planta de Sanxenxo no es suficiente para abordar los caudales y cargas futuras, fundamentalmente en época estival, y el sistema de Raxó-Samieira no presenta ningún tipo de depuración, no es posible mantener la situación actual y se ve necesario llevar a cabo actuaciones que solventen ambas problemáticas”.

Enterrado y sobre el fondo

Al margen de su ampliación, se considera imprescindible un nuevo emisario en la zona marítima de Paxariñas-Montalvo ya que “el existente no presenta capacidad suficiente para el caudal máximo de la ampliación de la depuradora”. Además, “para obtener garantías del cumplimiento de la calidad de las aguas de baño se considera necesario mantener el vertido mediante emisario submarino. Con independencia de la idoneidad del punto de vertido y del modo de realizarlo (descarga puntual), la capacidad actual de esta conducción es del orden de los 350 l/s (caudal máximo actual de la planta), inferior al caudal máximo de la ampliación de la EDAR de Paxariñas”.

Esta conducción tendrá un diámetro de 710 milímetros y comienza en las inmediaciones de la playa de Montalvo conectándose con el emisario terrestre existente de igual diámetro. El primer tramo de unos 400 metros discurrirá enterrado mientras que el tramo restante, unos 850 metros, lo hará apoyado en el fondo marino. Finalmente dispondrá un tramo difusor con elevadores y bocas difusoras con válvulas de retención para la descarga del efluente de la depuradora. Había dos alternativas, pero se opta por la número 2: “Ambas presentan un impacto leve e igual entre ellas para hábitats, fauna, patrimonio y residuos. La alternativa con el emisario de mayor longitud resulta claramente más ventajosa desde un punto de vista de la calidad del medio marino.

Esquema de la futura depuradora FdV

En el estudio también se analizaron ubicaciones alternativas para la propia planta de tratamiento de aguas residuales y se apunta que “de los emplazamientos propuestos en estudios previos se seleccionaron los únicos que se ajustan a las necesidades del presente proyecto en cuanto al orden de magnitud de la población de diseño: en la parcela actual de la Edar y terrenos colindantes, y en la zona de Major. Se concluye que desde un punto de vista ambiental resulta claramente más ventajoso el emplazamiento actual, en la parcela Paxariñas empleando los terrenos colindantes.”

Major, descartado

El emplazamiento en Major tiene un mayor impacto paisajístico al situarse en el borde litoral, junto a una zona de baño y a un itinerario de interés paisajístico, y presenta afección directa a hábitats. Además, requerirá un mayor coste energético para elevación de las aguas y mayores movimientos de tierras, al existir mayores pendientes en el terreno.

Una vez determinado el emplazamiento, se diseñó el trazado y diseño de la red de colectores. “Después de fijar Paxariñas como la mejor ubicación, se realiza un análisis ambiental de la solución propuesta para el sistema de colectores que no da lugar a distintas alternativas viables debido al gran número de condicionantes existentes. Se determina que los impactos negativos serán en general leves o irrelevantes y que existirá un impacto muy positivo en el medio marino al reducir el volumen de alivios y vertidos sin tratamiento de manera sustancial. Esto permitirá que se cumplan holgadamente los objetivos ambientales más exigentes para el medio”.

17 años de intentos

En los últimos 17 años se redactaron diversos estudios, anteproyectos y proyectos. como dos anteproyecto de la Edar de Raxó por parte de Augas de Galicia (2004 y 2007); el Plan director del Saneamiento del Concello de Sanxenxo (2006); un estudio de la Xunta del emisario existente en Raxó (2009); mejora del saneamiento en Sanxenxo y depuración de Raxó de Augas de Galicia (2010), al igual que un estudio de soluciones para la depuración de Raxó (2012) y otro complementario en esa misma época. “Pero “ninguno de ellos se ha podido llevar a cabo, entre otros motivos, por la dificultad de encontrar un lugar idóneo y aceptado para la ubicación de las infraestructuras que deban dar servicio a la zona de Raxó.”.

El plan de Acuaes sí parece contar con consenso e incluye cinco grandes ejes de actuación:

“Nuevo bombeo en Raxó y nueva impulsión que descarga en un colector existente que transporta las aguas hasta el bombeo de Areas. Este nuevo bombeo e impulsión resulta imprescindible para conectar el sistema de colectores de Raxó-Samieira con el de Sanxenxo evitando la actual descarga al medio sin tratamiento. El bombeo tendría una capacidad de 50 l/s. La impulsión prevista sería de 376 m y 250 mm de diámetro. Se prevé que el aliviadero del nuevo bombeo descargue en el bombeo actual de manera que el caudal aliviado se podría impulsar a través del emisario existente.

“Nuevo bombeo en Areas y nueva impulsión que descarga en un colector existente en la zona de descarga actual del bombeo de Nanín. De esta manera se consigue un funcionamiento energéticamente más eficiente al evitar que el agua tenga que ser elevada en dos ocasiones. El bombeo tendría una capacidad de 90 l/s. La impulsión prevista sería de 1.850 m y 350 mm de diámetro.”

“Sustitución del equipamiento del bombeo del puerto de Sanxenxo por otro de mayor capacidad incrementando el caudal de bombeo máximo de 150 l/s actuales a 200 l/s en configuración 3+1R. El bombeo cuenta ya en la actualidad con sistema de desodorización. Se prevén nuevos trituradores que mejoren el desbaste previo así como un tamizado del caudal aliviado.”

“Sustitución del colector general que recoge las aguas de Sanxenxo y descarga en el bombeo del Espiñeiro por uno de mayor diámetro. Se trata de un tramo de aproximadamente 600 m y con diámetro de 1.000 mm”.

“Sustitución del equipamiento del bombeo de Espiñeiro (Portonovo) por otro de mayor capacidad incrementando el caudal de bombeo máximo de 250 l/s actuales a 400 l/s en configuración 3+1R. El bombeo cuenta ya en la actualidad con sistema de desodorización. Se prevén nuevos trituradores que mejoren el desbaste previo así como un tamizado del caudal aliviado”.

Compartir el artículo

stats