La Xunta de Gobierno Local de Poio aprobó la licitación para acometer un proyecto que servirá para completar la actuación que el Concello está llevando a cabo en el núcleo de A Seara, en la parroquia de San Xoán. En este caso, se trata de una obra que se centrará en la puesta a punto de la Primera Travesía, que enlaza el centro del lugar con la PO-308. La concejala de Obras y Servicios y teniente de alcalde, Chelo Besada, explica que el presupuesto destinado a estos trabajos ascenderá a un total de 170.243,03 euros, IVA incluido.

La actuación será financiada a través del Plan Concellos 2021, impulsado por la Diputación de Pontevedra.

Besada señala que, una vez que el proyecto ya recibió el visto bueno de la Comisión de Urbanismo y de la Xunta de Gobierno Local, deberá obtener la aprobación de la máxima institución provincial. Una vez que se confirme que se podrán utilizar esos fondos provinciales para esta obra, será el momento de iniciar el proceso de licitación. “Confiamos en que los trabajos ya puedan estar en marcha a finales del verano”, estima la concejala del PSdeG-PSOE.

“Confiamos en que los trabajos ya puedan estar en marcha a finales del verano”, estima la concejala del PSdeG-PSOE

Con respeto a los detalles de las tareas, Chelo Besada asevera que el proyecto tiene en cuenta a dotación de numerosos servicios, como saneamiento, separación de pluviales y abastecimiento. Además, una vez que la obra sea adjudicada también se procederá a enterrar el tendido eléctrico y, a mayores, se dotará de canalización para telecomunicaciones.

Por último, se procederá al relevo del firme actual por uno empedrado, de manera que se “adapte perfectamente al entorno y a la singularidad de este núcleo, en el que se emplazan varias viviendas tradicionales”, recuerda Besada.

Este proyecto tiene como objetivo ampliar las mejoras que ya vienen contempladas en la actuación integral de la movilidad y de la seguridad vial en la Seara, adjudicada recientemente a la empresa Marconsa. El presupuesto de esta obra es de casi 290.000 euros.

“Entendemos que es preciso también actuar en las zonas y ramales que conectan con el núcleo, para dar respuesta a las necesidades de los vecinos del lugar”, incide Chelo Besada, que confía en que, una vez superados todos los problemas derivados del cese repentino de actividad de la empresa Nexia, la firma que inicialmente asumió los trabajos y que no llegó a completarlos (obligando a reiniciar el proceso de licitación), la recuperación del entorno tradicional de A Seara sea una realidad “lo antes posible”.