Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marín ampliará su calado para atraer a los portacontenedores más grandes del mundo

Puertos del Estado da luz verde al plan de empresa, con inversiones de hasta 35 millones, para aumentar el calado y optar a los tráficos del canal de Panamá o para ampliar la superficie de atraque en el Nuevo Muelle Comercial

Operativa de descarga de contenedores en el Puerto de Marín.

Operativa de descarga de contenedores en el Puerto de Marín. // Santos Álvarez

Puertos del Estado y la Autoridad Portuaria de Marín Ría de Pontevedra sentaron las bases de las inversiones que se realizarán en la rada marinense en los próximos cuatro años. Son las que se recogen en el Plan de Empresa de la Autoridad Portuaria 2020-2024 y que consensuaron en una reunión mediante videoconferencia el presidente del organismo estatal, Francisco Toledo, con el presidente del Puerto, José Benito Suárez Costa. Un encuentro en el que también participó el presidente de la Autoridad Portuaria, Miguel Ángel Navarro. El acuerdo incluye inversiones en el Puerto de Marín por valor de 35,2 millones de euros en este cuatrienio.

Así, según informó Puertos del Estado, las actuaciones más relevantes dentro de esta importante inversión son dos: La mejora de los calados en los muelles Adolfo Reboredo (con un coste de 5,3 millones de euros) y la prolongación del Nuevo Muelle Comercial (8,5 millones de euros).

¿Y que supondrán estas infraestructuras para la operativa portuaria? Pues ambas lograrán que Marín pueda posicionarse para continuar captando nuevos e importantes tráficos. Así, por ejemplo, la mejora de calados en los muelles Adolfo Reboredo permitirán ampliar el actual calado de 12 a 15 metros, lo que abrirá la posibilidad de que puedan atracar en Marín algunos de los más grandes portacontenedores del mundo. La actuación es una respuesta a la actuación que se está realizando de ampliación en el canal de Panamá, de tal forma que el puerto podría captar tráficos de grandes portacontenedores que tras la ampliación podrán cruzar del Atlántico al Pacífico y viceversa a través de las esclusas del país centroamericano. Con estos calados, Marín estaría en disposición de dar servicio a casi cualquier buque de los que utilizan el canal.

Si esta primera gran obra servirá para ganar calado, la segunda infraestructura permitirá incrementar superficie de atraque.

Cruceros de lujo

La prolongación del Nuevo Muelle Comercial de Marín se pone en marcha para dar servicio a las crecientes necesidades de atraque y zonas de manipulación de mercancías en el Puerto de Marín. Según explican fuentes de la Autoridad Portuaria, se trata de una infraestructura que tendrá una utilización polivalente. En la actualidad este muelle cuenta con 180 metros de longitud y 9 metros de calado. Su configuración hace posible su prolongación ejecutando un muelle de otros 150 metros de longitud y 11 de calado, con lo que se crearía una línea de atraque de más de 300 metros que permitiría dar servicios a buques de mayor porte y también posibilitará la operativa simultánea de dos mercantes.

Además, la prolongación de este muelle y sus características también posibilitaría al Puerto acoger la escala esporádica de cruceros de lujo que busquen atraque en un destino turístico tan apetecible como son las Rías Baixas, Santiago o cualquier otro punto de Galicia. Un tráfico, el de los cruceros, en el que intenta colarse desde hace tiempo el Puerto marinense.

Cerrará el ejercicio en positivo pese a la crisis

Durante la reunión con el responsable de Puertos del Estado, José Benito Suárez comentó que, a pesar de haber sufrido el descenso de tráficos portuarios como consecuencia de la pandemia, el puerto conseguirá cerrar en positivo el ejercicio.

Durante el confinamiento, tanto los graneles agroalimentarios para abastecer a las explotaciones ganaderas gallegas, como la pasta de papel lograron mantener una actividad razonable en la rada. De esta forma se ratificó que los graneles agroalimentarios son uno de los principales tráficos del puerto, para los que ya cuenta con operadores, maquinaria e instalaciones especializadas y una gran capacidad de almacenamiento, contando con una certificación europea de calidad en este ámbito.

De hecho, en los primeros meses del año y tras el confinamiento, en un descenso general del 6% del conjunto de los tráficos, el de graneles agroalimentarios creció un 27%.

En la reunión con Puertos del Estado también se analizó la necesidad de ordenar de forma homogénea la zona de aguas de las rías gallegas, para lo cual se concertará una reunión con la Dirección General de Costas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats