Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Menos coches, así que aire más puro

Meteogalicia constata los buenos indicadores de la calidad del aire de Pontevedra -Se sitúan de media en 33 y por debajo de 50 el riesgo para la salud es bajo o inexistente

Estación de Meteogalicia en Campolongo. // Rafa Vázquez

Estación de Meteogalicia en Campolongo. // Rafa Vázquez

La calidad del aire en Pontevedra es en general buena, según los análisis de Meteogalicia, que cuenta con una estación en Campolongo, y también de las asociaciones ecologistas. De hecho tanto los técnicos de las instituciones científicas como los defensores de la naturaleza han respaldado desde un primer momento las medidas de peatonalización y calmado del tráfico que han convertido a Pontevedra en un referente en mejora urbana. Se sitúa así en las antípodas de Madrid o Barcelona, cuyos altísimos ratios de contaminación han llevado a la Unión Europea a multar a España por superar de forma persistente los límites legales.

Muy al contrario, en el caso de Pontevedra todos los parámetros que determinan la calidad el aire se situaban ayer en el indicador de "bueno". El biólogo y presidente de Defensa da Ría Antón Masa explica a FARO que en general, de acuerdo con los datos facilitados por Meteogalicia, "se puede considerar que la calidad es buena, con unos índices de calidad ( ICA) que andan por el 33".

De hecho de 0 a 50 considera dentro de lo satisfactorio ya que supone un riesgo inexistente o bajo para la salud.

En general, añade el biólogo, "se cumplen los límites establecidos por la legislación para Partículas ( PM), Ozono (El3), EN El2, SO2 y CON El, aunque hay que decir que deberían ser más estrictos y fijar, como poco, los recomendados por la Organización Mundial de la Salud".

El dato es doblemente positivo si se tiene en cuenta que las últimas estimaciones globales de la Organización Mundial de la Salud sobre la repercusión sanitaria de la contaminación atmosférica son muy preocupantes. Solo en 2015 se atribuyeron hasta medio millón las muertes prematuras en los países europeos a la mala calidad del aire.

En concreto, según el informe La calidad del aire en el Estado español durante 2018 de Ecologistas en Acción, un total de 422.000 fallecimientos se relacionaron con la exposición a partículas inferiores a 2,5 micras de diámetro (PM2,5), 79.000 a la exposición a dióxido de nitrógeno (NO2) y 17.700 a exposición a ozono troposférico. "En España, las víctimas de la contaminación serían ya más de 30.000 al año", detallan los autores de la investigación, "27.900 por partículas PM2,5, 8.900 por NO2 y1.800 por ozono, lo que supone duplicar los 16.000 fallecimientos prematuros anuales que se estimaban hace apenas una década".

Casi 15 millones de españoles (un 31,8% de toda la población y un significativo descenso de 2,6 millones de afectados respecto a 2017) respiró el pasado año aire contaminado. Es decir uno de cada tres de nosotros vive en zonas que incumplen la legalidad.

Antón Masa recuerda que en Pontevedra se superan puntualmente los valores recomendados por la Organización Mundial de la Salud para el indicador Partículas.

En la ciudad del Lérez, explica el biólogo, como en el resto de la comunidad, "tenemos la ventaja de que la existencia de vientos y lluvias favorecen la dispersión de la contaminación, pero, además, tenemos un hecho diferencial verbo de otras ciudades de Galicia, las limitaciones al tráfico rodado".

La contaminación vinculada la tráfico es la principal analizada por Meteogalicia y la única, junto con la residencial, medida en la cabina de Campolongo, algo que "sin ningún tipo de dudas afectó de forma positiva a conseguir estos niveles de calidad del aire", añade el biólogo.

Defensa da Ría lamenta el hecho de que solo exista una cabina, en Campolongo, y que no analice la contaminación industrial, particularmente la procedente de Ence, "que es el principal foco de contaminación atmosférica en nuestra zona", señala Antón Masa. Éste subraya que la falta de análisis de este parámetro "es un problema porque realmente la población está sometida la unos niveles de contaminación superiores a los que se puedan inferir de los datos de Meteogalicia".

Contaminación industrial

Añade Antón Masa que Ence ha instalado dos cabinas "que deberían recoger la contaminación emitida desde la fábrica, una en Areeiro (que mide Partículas, SO2 y SH2) y otra en Campelo que debería medir esos contaminantes y también Ozono y óxidos de nitrógeno)".

La cabina ubicada en Campelo, según indica la Xunta de Galicia en el documento de Revisión de la Autorización Ambiental Integrada ( AAI) de Ence de 2018, está situada fuera de la "influencia de la actividad de la instalación con respeto a la salud de la población y tendrá que trasladarse". En ese momento, señala Antón Masa, la administración daba un plazo de tres meses para este traslado, margen que finalizó la finales del pasado año.

Desde el Concello, a su vez, se destaca que el modelo urbano aplicado desde hace dos décadas logró la reducción del 66% de las emisiones de CO2, reducción drástica del tráfico motorizado, cero muertos en accidentes de tráfico en los últimos siete años, 80% de los niños que van andando a las escuelas primarias, 30 km/h en toda la ciudad, intensa vida pública en la calle, el caminar como centro de la movilidad, los espacios públicos y la ciudad como estímulo para una vida saludable y preferencia absoluta peatonal".

Según sus datos, "entre 1997 y 2017 en Pontevedra las reducciones de la contaminación fueron del 97% en el centro histórico y comercial, del 77% dentro del anillo interior y del 53% en el conjunto de la ciudad.

Compartir el artículo

stats