Un acusado de violar en 2007 a una mujer de 77 años, ya fallecida, va a juicio 16 años más tarde

El presunto agresor sexual, 56 años más joven, quedó libre tras ser extraditado a Portugal para ser juzgado allí por otra causa, y ha estado huido hasta su reciente captura en Francia

El juicio se celebra la próxima semana en la Audiencia Provincial de Ourense.

El juicio se celebra la próxima semana en la Audiencia Provincial de Ourense. / F. CASANOVA

Javier Fraiz

Javier Fraiz

La Audiencia Provincial de Ourense juzga la próxima semana a un hombre de nacionalidad portuguesa, de 38 años, por unos hechos de 2007: está acusado de cometer tres robos y de violar, durante la comisión de uno de ellos, armado con un cuchillo de grandes dimensiones, a una mujer que tenía 77 años. La víctima ya ha fallecido. Los hechos llegan inusualmente tarde a juicio. El presunto agresor sexual, cuyas iniciales son X. A. C. G., fue detenido recientemente en Francia, en cumplimiento de una orden europea de detención. Allí continuaba con su vida, huido de la justicia española.

El acusado llegó a estar en prisión provisional por estos hechos pero, después de ser entregado por la justicia española a la portuguesa para responder por una causa en el país vecino, fue puesto en libertad allí tras el juicio, en lugar de ser devuelto a España. Aprovechó aquel error del sistema para darse a la fuga. Tras seguir con su vida durante todos estos años y después de ser localizado y arrestado en Francia, ahora está en la cárcel, por lo que su presencia en la vista del 23 de noviembre está garantizada. Desde la prisión de Soto del Real fue trasladado este miércoles al centro ourensano de Pereiro de Aguiar.

Tenía 21 años de edad y carecía de antecedentes penales cuando presuntamente cometió estos hechos. Todos ocurrieron con apenas veinte días de diferencia, en julio de 2007.

La noche del día 7 de ese mes, entre la 1 de la madrugada y las 8 horas de la mañana, el acusado presuntamente accedió a un establecimiento de hostelería, después de forzar los soportes de fijación de los cristales móviles de una ventana de aluminio pequeña, ubicada a unos dos metros de altura del local. El encausado se apoderó de efectivo, diversas joyas y ropa, según el escrito de acusación de la Fiscalía. El propietario del establecimiento renunció a ejercer las acciones judiciales que pudieran corresponderle.

Acusado de robar en una casa más de 1.000 euros en joyas

Sobre las 3.20 horas del 18 de julio de 2007, el procesado presuntamente entró en un domicilio, a través de la ventana del baño, que se encontraba abierto y a un metro de altura del suelo. El acusado, según sostiene la Fiscalía, se apoderó de una cadena de oro –valorada en 402 euros–, un colgante de oro –224 euros–, otro colgante de oro con un crucifijo –196 euros–, un colgante más –valorado en 60 euros–, así como de un teléfono móvil y una medalla de oro macizo, cuyo precio fue tasado en 215 euros. En total, robó presuntamente joyas por valor de 1.097 euros, que fueron recuperadas por la propietaria, quien renunció a ejercer acciones.

Sala de vistas de la Audiencia Provincial de Ourense.

Sala de vistas de la Audiencia Provincial de Ourense. / J. F.

La víctima tenía 77 años, él 21: “Te voy a matar si no me das el dinero”

Los hechos más graves fueron cometidos la madrugada del 27 de julio de 2007. Sobre las 3 horas, el acusado accedió a la vivienda de la víctima, una mujer que tenía 77 años en aquel momento. La Fiscalía afirma que X. A. C. G. colocó un cuchillo de 16,5 centímetros en el cuello de la septuagenaria, y le dijo: “Te voy a matar si no me das el dinero”. La víctima le dio 80 euros.

Acto seguido –según relata el ministerio público en su escrito–, el encausado presuntamente cogió a la mujer del brazo, la introdujo en el dormitorio mientras continuaba amenazándola con el cuchillo de grandes dimisiones, la obligó a desnudarse y le tapó la boca. Después la violó. La víctima, ya fallecida, sufrió diversas lesiones a consecuencia de estos hechos tan graves. El informe del forense identificó una secuela de trastorno depresivo reactivo, de intensidad moderada.

En octubre de 2008, cuando la Fiscalía presentó su escrito de calificación, el encausado llevaba en prisión provisional desde julio de 2007. Con posterioridad, y esa ha sido la razón de que la causa llegue tan tarde a juicio, aprovechó su libertad tras la extradición a Portugal para eludir la acción de la justicia.

Tras la captura en Francia, que posibilita la celebración de este juicio 16 años después de los hechos, el encausado se sienta en el banquillo por un presunto delito de robo con fuerza –la Fiscalía solicita 2 años de prisión–, un delito de hurto –se enfrenta a 15 meses de prisión–, un delito de robo con violencia –se expone a 4 años–, un delito de agresión sexual –la Fiscalía pide 15 años de cárcel– y una multa de 720 euros por lesiones leves.

En la calificación provisional, presentada hace ya 15 años, el ministerio público solicitaba el pago de una indemnización a la víctima de 6.000 euros por el daño moral, otros 6.000 por las secuelas, así como 340 euros por las lesiones causadas. Tras su fallecimiento, la Audiencia Provincial determinará si los herederos legales de la mujer son compensados.