Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hámster no vale como animal de compañía

Incertidumbre en las tiendas del sector por la ampliación de la ley, que prohíbe la venta de varias especies muy populares | ”Lo que tienen que vigilar es que estén bien cuidados”

Tania, en su tienda de Manuel Pereira, con dos animales cuya venta estará prohibida. | // IÑAKI OSORIO

Un hámster, una cobaya, un conejo, un erizo, una serpiente y varias modalidades de roedores, reptiles o aves y, por supuesto, los cerdos vietnamitas, entre muchas otras especies, no podrán comprarse en tiendas de animales a partir del próximo año, pues entran en la nueva lista de ejemplares prohibidos por la Ley de Bienestar Animal, que considera que no pueden ser considerados como mascotas o animales de compañía. Solo se permitirá su tenencia a los que los hayan adquirido antes de esa fecha, pero tendrán que informar de su existencia. Se prevén incluso fuertes multas por incumplir la normativa, que pretende poner coto a una sociedad que incluye entre sus mascotas hasta a algún a algún arácnido. La nueva norma está siendo vista con incertidumbre desde las pocas tiendas que aún venden animales en la ciudad.

“Pachurrín”, el hámster mascota que lleva dos años en Planeta Azul, será otro animal “prohibido” . | // IÑAKI OSORIO

“Puede haber cierres”

La medida ha sembrado la incertidumbre entre los profesionales del sector en Ourense, con solo un par de tiendas especializadas que incluyen la venta de animales en la ciudad.

“No sabemos qué piensan hacer todavía, ¿prefieren proteger solo a los criadores?”, se pregunta Tania, de Planeta Azul, una tienda icónica en la ciudad en esta materia por ser la primera del sector.

Considera que hay riesgo para muchas empresas. “Yo trabajé también en clínicas, y puedo decir que este tipo de animales como conejos o hámsters y muchos de los que ahora van a prohibir, o ciertas aves, son las que generan más movimiento en esas clínicas, así como en la venta de productos sanitarios, alimentación y todo lo relacionado con su cuidado. Puede afectar al futuro de muchos profesionales o negocios, y al final lo importante es cómo están siendo tratados esos animales”, explica.

“Todavía no tenemos claro cuantos animales se incluirán finalmente en la lista, pero a los profesionales que nos dedicamos a esto queremos y amamos a los animales, y nos preocupa más que el Gobierno en lugar de poner una lista de animales prohibidos, vigilara si todos los establecimientos y a todos los animales se les tiene en las condiciones necesarias, que no haya maltrato animal y que reciban la atención que precisan”, advierte Tania.

Aquellas personas que tengan ya alguno de estos animales en casa con antelación a la entrada en vigor de la ampliación de la ley, prevista para principios de 2023, tendrán que informar de su tenencia. Las infracciones o incumplimientos a la nueva normativa son severas: oscilarán de los 500 a 10.000 euros en las leves; las graves de 10.001 a 50.000 euros y las muy graves partirán de 50.001 hasta 200.000 euros.

Por ahora los animales que van a incluirse en esa ampliación de la lista de la Ley de Bienestar afecta a los apartados de aves, reptiles exóticos, roedores, tortugas, erizos y arañas así como a los cerdos vietnamitas, una moda en decadencia.

Nuevos animales prohibidos

En el caso de las aves, quedará prohibida la venta en estos establecimientos de cotorras, agapornis, especies foráneas y periquitos.

En el apartado de reptiles exóticos, no pueden comprarse como mascotas iguanas, lagartos, geckos, camaleones o serpientes. Lo que era hasta ahora más cotidiano, pasará a ser prohibido, como adquirir como mascotas cobayas, conejos y tampoco chinchillas, ratones y los mencionados hámsters.

Por supuesto los cerdos vietnamitas también entran en la lista pues según los legisladores es una especie que se abandona a menudo y puede haber superpoblación. Quedan fuera las tortugas, pues al dejarlas en libertad compiten con las autóctonas y las diezman, y los erizos porque no son autóctonos, indican la normativa, así como las arañas –curiosa mascota– pues estas pueden transmitir enfermedades a humanos.

Compartir el artículo

stats