La ordenanza de veladores quema etapas antes de someterla al acuerdo plenario

El gobierno espera aprobarla en junta de gobierno, un procedimiento en el que PSOE y BNG no están de acuerdo y critican el “modus operandi”

Terrazas abarrotadas.

Terrazas abarrotadas. / alfonso loño

A. G. T.

El gobierno municipal del Concello de Ourense impulsa la nueva ordenanza de veladores con visitas a la aprobación definitiva, que competerá al pleno municipal. El gobierno señala que contestó a 167 alegaciones presentadas y que el proyecto de ordenanza se llevará a la junta de gobierno local para aprobar provisionalmente y abrir un plazo de 10 días de presentación de alegaciones, para afrontar una fase “en la que se buscará consensuar y pulir el documento”.

Sobre reunirse con la oposición antes de aprobarla provisionalmente, dicen que “ya nos reunimos varias veces con ellos y ahora estamos en la fase de resolución de alegaciones informes. Se aceptaron muchas alegaciones y se está intentando consensuar todo antes de llegar al pleno municipal”.

El gobierno municipal abordó el procedimiento de aprobación y otras cuestiones relacionadas con la ordenanza en la junta de área celebrada esta semana donde se pusieron encima de la mesa diferentes puntos de vista sobre las decisiones en cuanto a tiempos y forma. La oposición se muestra totalmente en contra de ese procedimiento, excepto Ciudadanos que ve con buenos ojos loa avances.

Desde el PSOE, Natalia González, denuncia que “se apruebe por la puerta de atrás y nosotros abogamos por una ordenanza transparente, justa y de consenso. En su día denunciamos que el anteproyecto da manga ancha para que sea la junta de gobierno local la que resuelve con criterios políticos y no técnicos la concesión de licencias en determinados lugares y alertamos de que esta forma de actuar puede derivar en clientelismo político, del cual debe alejarse la normativa”.

Y añade que “se trata de una norma por la que llevamos mucho tiempo esperando y que debería garantizar la conciliación entre hosteleros y vecinos. Defendemos que debe ser una normativa pública y coordinada porque cabe la posibilidad y el riesgo de que no salga adelante en pleno”.

Por su parte, el BNG cuestiona el procedimiento anunciado en junta de área por el concelleiro delegado de Comercio. Luís Seara, portavoz municipal nacionalista, comenta que “non compartimos el procedimiento del gobierno local ya que lo lógico sería convocar a los grupos antes de que la junta de gobierno apruebe el texto, ya que después las posibilidades de introducir modificaciones es muy reducida”. Y añade que “mucho nos tememos que lo que se pretende es que se lleve la ordenanza al pleno sin consensuar previamente y de salir rechazada echarle la culpa a la oposición ese es el modus operandi del gobierno local”. Pepe Araújo, de Ciudadanos, dice que “llevamos meses pidiendo que se avance en la ordenanza de veladores y tengo que valorar positivamente que se avance en esta cuestión. Desde Ciudadanos hicimos muchas aportaciones para equilibrar el interés de los hosteleros con los intereses de los vecinos y me queda decir que siga avanzando la ordenanza municipal”.

Suscríbete para seguir leyendo