Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Abuela ¿se nos va a quemar la casa?”

Vecinos como Begoña, que estuvo a punto de perder su casa en Pereiro por el fuego hace tres años, piden ayuda a sus concellos, pues vuelven a estar rodeados de malezas

Begoña ayer, en su finca de Pereiro rodeada por terrenos de particulares sin desbrozar Iñaki Osorio

“¿Abuela nos vamos a quedar sin casa?. ¿Se va a quemar todo?. ¿Y los perros?.¿Qué va a pasar con nuestros juguetes?. Son algunas de las frases que repetían los pequeños nietos de Begoña Pérez hace tres años, cuando su vivienda familiar, ubicada en la carretera de Velle a Sabadelle, en el Concello de Pereiro, se vio rodeada por las llamas, y pasaron horas de angustia. “Estuvieron a punto de desalojarnos; fue un infierno que los niños no olvidan y que, si los propietarios de las fincas que nos rodean no actúan, podría volver a repetirse, porque mi casa y las de mi entorno, están rodeadas de maleza altísima y sin desbrozar” alerta.

Han pasado tres años de aquel incendio y mis nietos todavía no lo han superado. Yo no quiero que venga nadie a decir "qué pena qué desgracia". Quiero que desbrocen, para que no haya dramas.

decoration

Begoña con sus nietos, hace 3 años en su finca de pereiro,cercada por las llamas Fdv

Tres años después, la casa de Begoña y su familia, donde pasan este verano sus tres nietos pequeños, vuelve a estar rodeada de altas ramas y vegetación de las 15 fincas colindantes; un auténtico polvorín, y en las semanas de máximo riesgo de incendios forestales, por lo que, al igual que otros vecinos de la ciudad y provincia, ha tenido que presentar un escrito, en este caso en el concello de Pereiro, del que espera actúe con diligencia para exigirle a los propietarios de esa fincas “que cumplan la ley, sean responsables y desbrocen; yo no quiero revivir aquel infierno” afirma.

Maleza en termas y Santomé

No son casos aislados los de los vecinos que incumplen, y ello pese a la normativa de la Xunta que, amparada en la Ley de Prevención de Incendios Forestales, edita cada año un decreto dando un plazo, con antelación al inició de la campaña de incendios, para que los propietarios, tanto particulares como de mancomunidades desbrocen, creando incluso perímetros de protección de 50 metros desde zonas habitadas. Se prevén importantes sanciones pero, a veces es la administración la que incumple.

Solo en Ourense ciudad, hay alta densidad de maleza en las riberas fluviales próximas a las termas de O Muíño, que dependen del propio Concello, situación de la que se quejan vecinos del entorno y la propia asociación Amigos das Termas.

Pero también en terrenos propiedad de Xunta y Gobierno central, que son los que comparte el parking de vehículos que da acceso a las misma termas do Muíño, hay una importante masa vegetal sin desbrozar y en época de riesgo. Las quejas también se extienden a zonas protegidas como el Castro de Santomé, tomado en varios puntos por la maleza, según el BNG que llevó el tema al pasado pleno municipal.

En el caso de la familia de Begoña, ha presentado esta queja en el Concello de Pereiro de Aguiar, en la intención de que tome cuenta de las 15 fincas, entre ellas una mancomunidad, pues, de la que da cuenta “para que tome medidas y le exija que desbrocen esos terrenos, para evitar desgracias. Yo no quiero que venga nadie a decir qué pena qué desgracia. Quiero que limpien, para que no haya dramas. Han pasado tres años de aquel incendio y mis nietos todavía no lo han superado”.

La Xunta también de conformidad con lo dispuesto en la mencionada ley de prevención y defensa contra los incendios forestales de Galicia, tiene la posibilidad de actuar. De hecho ya lo ha hecho en ocasiones y hace lista de aquellos bienes que, por ser desconocidos, o no cumplir el requerimiento sus propietarios, siguen sin desbrozar.

De hecho en los casos en los que la Xunta de Galicia actúa y traspasa a Seaga la limpieza de esas finca sin desbrozar, la minuta que luego que luego pasa a los propietarios o mancomunidades por esos trabajos, ronda 1,20 euros el metro cuadrado. Algunos propietarios reaccionan al ver lo que les costará la suma total y actúan.

Controlado el incendio que comenzó en Verín hace una semana y quemó 600 hectáreas calcinadas

El incendio que, con más de diez focos diferentes, empezó el pasado día 3 de agosto en el Concello de Verín, quedó controlado a mediodía de ayer, según la Consellería de Medio Rural, después de quemar en esa semana más de 600 hectárea. Según Medio Rural, han intervenido hasta ahora en las labores de extinción 9 técnicos, 51 agentes, 101 brigadas, 51 motobombas, 4 palas 12 avionetas y 12 helicópteros entre otros, desde que empezó el fuego con una docena de focos dispersos. Según el alcalde de Verín, Gerardo Seoane, “ya no queda rastro de las llamas”, afirma que “por fortuna no ha habido daños personales ni materiales de especial gravedad, “y ahora toca volver a empezar de cero, limpiar y volver a plantar; debemos dejar los sensacionalismos” explica el regidor . Por otro lado en torno a la 1 de la madrugada de ayer, lunes comenzó un fuego en la zona de Randín, en el Concello de Calvos de Randín, dentro del Parque Natural de Baixa Limia-Serra do Xurés, en el que ardió, según Medio Rural 0,1 hectáreas de monte raso El fuego registrado en esta zona Calvos de Randín, quedó extinguido a las 3.40 horas de ayer. En las labores de extinción participaron un agente, dos brigadas y una motobomba.

Compartir el artículo

stats