Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Incertidumbre en ¿la última? feria del 7

Una de las pulpeiras se dispone a preparar varias raciones, ayer, en el Campo da Feira de Ourense. | // IÑAKI OSORIO

El día gris y lluvioso deslució la que podría ser la última feria del 7 en Ourense. Ni los vendedores ambulantes que se instalan en el paseo del Barbaña ni el colectivo de pulpeiros han recibido comunicación oficial sobre el anuncio del alcalde, Gonzalo Pérez Jácome, de trasladar a los cuatro sábados del mes el calendario tradicional del 7, 17 y 26 para el mercado de productos textiles y alimentación, y del 7 y 17 para la cita gastronómica. El pasado 20 de noviembre anunció sin más que esta medida se aplicaría desde 2022.

“En su momento ya lo hizo Allariz y si ahora lo hace Ourense ¿qué hacemos? En dos sitios no podemos estar"

decoration

“Lo que sabemos, lo sabemos por la prensa”, apunta Juan Carlos Castro, uno de los pulpeiros con puesto en el Campo da Feira. No le parece bien la idea, dice, porque el calendario de ferias de la provincia ya está establecido para que ninguna pise a otra. “En su momento ya lo hizo Allariz y si ahora lo hace Ourense ¿qué hacemos? En dos sitios no podemos estar. Si seguimos así y trabajamos solo los sábados tendremos que cambiar de oficio”, se queja.

Puestos de venta de textil y calzado en el Paseo del Barbaña. | // IÑAKI OSORIO

Tampoco lo ve bien el presidente de la Asociación de Pulpeiros do Carballiño-Arcos, Roberto Pereira: “La decisión es unilateral y no sé hasta qué punto se puede hacer sin llevarlo al pleno. De momento solo hizo un anuncio en prensa, cuando lo primero sería hablar con los interesados. La experiencia de Allariz no es la más rentable, los que van allí dicen que hay menos venta y clientes desde que la cambiaron a los sábados”, apunta.

"Es una ocurrencia, no puede cambiar una ordenanza sin pasar por el pleno"

decoration

Tampoco ha llegado información alguna a la Asociación de Comerciantes de la Plaza, que gestiona el mercado. “Es una ocurrencia, no puede cambiar una ordenanza sin pasar por pleno”, señala el presidente, Emilio González.

La ración del pulpo sube a 9 euros: "Es inviable mantener el precio"

A la incertidumbre de no saber todavía donde tendrán que instalar sus puestos a partir de enero, los pulpeiros suman las dificultades para asumir la subida de precios en suministros y materia prima. Si hace dos meses regresaban a la feria tras la pandemia manteniendo el precio de la ración a 8 euros, el incremento de los gastos ya no se lo permite y la gran mayoría ha subido a 9: “Es inviable”, señala, Pereira. También Castro defiende esta subida: “Nos da para ir tirando malamente, el euro no compensa la subida de los gastos. Aun no salimos de una pandemia y ya estamos en otra”, lamenta.

Compartir el artículo

stats