Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El coro universitario multiplica su voz

Ruth González, dirige el coro universitario de Ourense en uno de los ensayos en el campus. Brais Lorenzo

En el Coro Universitario Schola Cantorum de Ourense las voces de los estudiantes que acceden por primera vez a la universidad se mezclan con las de veteranos cantores que han superado la edad de jubilación. Y tan pronto entonan el ‘Gaudeamos igitur’ en un acto de graduación como una canción suahili al ritmo del Djembé.

Su carácter intergeneracional, su repertorio ecléctico y la capacidad para conectar a personas de diferentes gustos, edades y vocaciones, han convertido este coro en una de las actividades extracurriculares abiertas a la ciudadanía con más éxito del campus de Ourense. Además, ha resistido a la pandemia. Mantuvo su voz durante la crisis sanitaria con un grupo más reducido y actuaciones grabadas, y ahora recupera la normalidad con 54 miembros y un bum de participación entre el colectivo de estudiantes.

El coro ensaya una de las canciones de su repertorio en la sala Marie Curie del edificio Politécnico. Brais Lorenzo

Entre las voces nuevas está la de Sofía Rial, que estudia primero de Derecho y ya cantaba en el coro de su instituto. “Quería repetir la experiencia porque es una actividad súper bonita. Haces amigos y compartes intereses. Además, venir a ensayar te libera un poco de los estudios”, relata. Afirma que no hay edad para el coro, “parecemos todos de la misma, aquí la gente es muy jovial, viene a cantar y a pasarlo bien”.

"Haces amigos y compartes intereses. Venir a ensayar te libera un poco de los estudios”

decoration

Para Gálata, alumna de Ingeniería Aeroespacial, es su tercer curso. “En el colegio estuve cinco años y cuando llegué aquí y vi que había un coro vine a ver y ya me quedé. Compartir con gente de otras edades es muy enriquecedor, además son muy divertidos”, dice. Para Manuel, de Ingeniería Informática, a quien le gusta cantar desde que era pequeño, el coro del campus fue un descubrimiento. “Encontrarme con esto en la universidad fue increíble”, dice.

12 años en la agrupación

Al frente está Ruth González, directora. Se incorporó tras el primer confinamiento, relevando a Xavier Álvarez. “Tomar el testigo fue una decisión difícil porque es una responsabilidad grande, pero al final acepté”, comenta. Ella ya era coralista, llevaba 12 años en la agrupación, a la que llegó mucho después de haber sido estudiante del campus, donde cursó Ingeniería Industrial Agroalimentaria.

El curso pasado, marcado por las restricciones sanitarias y cuarentenas, el coro mantuvo su actividad con una treintena de miembros. Grabaron varios vídeos para la Festa dos Maios y las graduaciones sin público. El único concierto que ofrecieron se celebró a puerta cerrada en la colegiata de Santa María de Xunqueira de Ambía, el pasado mes de mayo, en el marco del festival Tangaraño Cultural, en el que cantaron textos de Ricardo Carvalho Calero y Xela Arias. La primera actuación presencial y con público tuvo que esperar a la graduación de Ingeniería Aeroespacial, el 16 de julio.

"El coro es una actividad cultural atractiva que fomenta el contacto social y facilita conocer gente; somos una familia”

decoration

“Ya tenemos ganas de hacer un concierto”, dice Ruth, sorprendida por la buena acogida que ha tenido el coro este curso. El regreso a las aulas con el 100% de presencialidad es uno de los motivos de este repunte, entiende, “pero también porque es una actividad cultural atractiva que fomenta el contacto social y facilita conocer gente; somos una familia”, apunta. La mascarilla, que utilizan siempre, no les ha apagado la voz.

El coro es intergeneracional y este curso ha registrado un repunte en la participación de estudiantes. Brais Lorenzo

En el grupo, que se reúne lunes y jueves para ensayar, hay estudiantes, trabajadores del campus y personas ajenas a la comunidad universitaria como Xosé Carlos Caramés López, de 68 años, maestro jubilado y tenor. Lleva 12 años en el coro y lo que más valora de esta agrupación, comenta, “es la línea musical que sigue, una línea muy ecléctica que ya había con Xavier y continúa con Ruth. El repertorio tiene un carácter muy variado, blues, rock, pop, canciones de carácter religioso... Eso es lo que más me gustó, y no lo encontré en otras corales de Ourense”.

"Lo que más me gusta de este coro es su línea musical ecléctica, algo que no encontré en otras corales de Ourense”

decoration

La directora explica que, en efecto, esa es la “seña de identidad”. Detrás del coro hay una búsqueda por diseñar un repertorio variado y atractivo para el grupo y el público. Música sacra, africana, bandas sonoras, músicas del mundo, grandes éxitos del pop y rock. Actualmente están trabajando con la canción vasca ‘Nerea izango zen”, un arreglo de Javier Busto sobre el ‘Txoria Txori’ de Mikel Laboa. “La versión que hicimos irá con Xosé Carlos haciendo un solo con guitarra y flauta, y después entrando todo el coro”, explica. También habrá música sacra pensando en la Navidad y está en mente el ‘Respect’ de Aretha Franklin, solo con las voces femeninas. Coincidiendo con los 40 años de Siniestro Total, incluirán en el repertorio un arreglo del ‘Miña terra galega’.

Un programa variado para el esperado regreso a los conciertos.

La agrupación coral en el vestíbulo del edificio Politécnico, junto al péndulo de Foucault. Brais Lorenzo

Compartir el artículo

stats