Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Antivacunas en Avión no hay, aquí corremos a ponerla”

La médica de familia de Avión, Laura Lozano Guede, atiende a una paciente en consulta. | // BRAIS LORENZO

Avión está libre de coronavirus. En las dos últimas semanas no se diagnosticó ningún caso, pero la población no baja la guardia. Ni un solo vecino camina por las calles de la capitalidad sin mascarilla. Da igual que el paseo sea en solitario y no se vea un alma a 200 metros. La llevan hasta en el coche, incluso siendo los únicos ocupantes del vehículo. “Yo es por la alergia, pero para muchos ya es costumbre”, dice un vecino mientras aparca. A cualquiera que se le pregunte afirma estar vacunado, pero si uno mira las estadísticas diría que Avión es tierra de negacionistas. Nada que ver con la realidad.

El municipio ourensano de Avión y el lucense de Negueira de Muñiz, son los dos únicos concellos de color azul claro en el mapa de la vacunación en Galicia. Esta tonalidad se asigna a aquellas localidades en las que el porcentaje de población inmunizada es inferior al 70%, y Avión, con un 68,22% este jueves, está a punto de traspasar ese umbral. A Negueira, con un 59,1%, le queda un poco más.

Una vecina con mascarilla camina por el centro de Avión. | // BRAIS LORENZO

La pauta completa ya supera el 80% de media en el conjunto de Galicia, de ahí que un dato tan flaco en Avión haya sorprendido a los vecinos. “Eso es porque muchos no viven aquí”, dicen en la farmacia. En el centro de salud hablan de “población flotante”, y en el bar D.F. Madrid, en el centro de la localidad, señalan directamente a los emigrantes. “Estadísticamente, el dato está ahí, pero no es real”, afirma el alcalde, Antonio Montero, que calcula que la inmunización entre la población residente ronda el 90%, al igual que en la mayoría de los concellos del rural ourensano.

“Estadísticamente, el dato está ahí, pero no es real”

Antonio Montero - Alcalde de Avión

decoration

Tarjeta sanitaria temporal para gallegos en el exterior

Que el índice recogido por el Sergas en su base de datos sea inferior al 70% “tiene cierta lógica”, apunta el regidor. Explica que la Xunta aprobó hace años una norma que permite a los gallegos en el exterior disponer de su propia tarjeta sanitaria en el Sergas. “Es una cartilla temporal que tienen que activar cuando llegan informando del tiempo que pasarán aquí. El período máximo son seis meses porque si no pasarían a ser residentes”, aclara.

Antonio Montero, alcalde de Avión. Brais Lorenzo

Avión, con un padrón de 1.736 habitantes y 2.809 inscritos en el censo electoral de residentes ausentes, es un municipio con acento mexicano. Gran parte de la población es emigrante y a cualquiera que se le pregunte tiene familia en la diáspora. Muchos de estos ciudadanos llegaron este verano con la doble pauta y su certificado de vacunación, pero en el registro del Sergas figuran como no vacunados. “Lo que tienen que hacer es ir al centro de salud y enseñar su cartilla y su código QR para que los registren”, señala el alcalde. Algunos lo han hecho, pero muchos regresaron a su país sin tiempo para realizar este trámite, por eso el porcentaje de inmunización es bajo en relación al resto de concellos y la media gallega. “No es real”, insiste el regidor, “aquí podría haber algún negacionista, alguien que puede tener miedo, pero la mayoría está vacunada”.

En la terraza del bar D.F. Madrid, Camilo anuncia que este domingo se pondrá la tercera dosis. “Hace 15 años me trasplantaron la médula y cuando me llamaron la primera vez para vacunarme no dudé para nada. Fui corriendo, después la segunda y como tengo la inmunidad un poco tocada, el domingo me ponen la tercera”. Antivacunas, añade, “en Avión no tenemos, aquí corremos a ponerla, a quien preguntes te lo va a decir. Más aún, cuando empezó ibas preguntando a los demás y si a alguno no lo habían llamado todavía se quedaba preocupado”, recuerda.

Clientes en la terraza del bar D.F. Madrid, de Avión. Brais Lorenzo

Campaña de captación

Cerca del bar está el centro de salud. Un cartel en la puerta de entrada al edificio y otro en la de la consulta de la médica de familia recuerda a las personas que no están vacunadas que todavía pueden hacerlo. Solo tienen que facilitar sus datos personales y le llamarán. “La gente que se está anotando está recibiendo la cita”, apunta la doctora Laura Lozano Guede, que recuerda que esta campaña está dirigida a toda la población mayor de 12 años que por el motivo que sea no se ha vacunado. “Y no hace falta tener la tarjeta del Sergas”, aclara.

"Muchos emigrantes regresaron vacunados y con su certificado, pero no están registrados en el Sergas”

Laura Lozano - Médica de familia en el centro de salud de Avión.

decoration

En relación con el bajo porcentaje de inmunización destaca la “peculiaridad” de Avión en relación a otros municipios ourensanos. “Es una población con mucha gente que vive fuera. Lo que hemos notado es que muchos regresaron vacunados y con su certificado, pero no están registrados en el Sergas”. Explica que “desde hace un mes ya se pueden meter en el sistema, y lo estamos haciendo”. Pero no todos los emigrantes que han venido este verano han podido actualizar el registro. Un trámite que, aclara la facultativa, tiene que ser solicitado por el usuario.

Así que, al margen del dato estadístico que todos desmienten en Avión, la prioridad ahora es vacunar a los pocos que todavía no lo han hecho. En la campaña de captación se han implicado también el Concello y los servicios de seguridad y emergencias del municipio. “La lanzamos en redes sociales para que no quede nadie sin vacunar”, apunta Laura Lozano que contrasta con su experiencia en consulta el dato oficial. “Es un dato que sorprende porque la mayoría están vacunados y los que no lo están, están viniendo a través de esta campaña de captación”.

Dolores García, a la salida de la farmacia, se vacunó en Vigo. | // BRAIS LORENZO

En la farmacia de la capitalidad, en la carretera general, Dolores García presume de su doble pauta. “Me pusieron AstraZeneca en Vigo, porque yo soy de allí, pero paso el verano aquí y si hace buen tiempo incluso octubre”, cuenta. Sus hermanos están más lejos, en México, relata, y también pasan largos períodos en Avión. “Ellos vinieron inmunizados, se vacunaron en Estados Unidos, en Huston”, apunta. No fueron los únicos, gran parte de la población emigrante traía certificado americano.

Así que rechazo a la vacuna en Avión, cero. Juan Carlos Raña, vecino de la localidad, lo tiene claro. “No conozco a nadie aquí que no esté vacunado”, zanja.

Compartir el artículo

stats