Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vacunación Coronavirus

“Las fichas de las vacunas pueden cambiar si se registran más alteraciones menstruales”

Carmen Varillas, del servicio de Ginecología del CHUO, explica que todos los efectos secundarios de las vacunas se estudian, incluso aquellos que no parecen serlo a priori

Continúa la vacunación masiva en Expourense de los jóvenes de entre 16 y 19 años. | // BRAIS LORENZO

En las últimas semanas, las redes sociales y los grupos de WhatsApp se han llenado de comentarios de mujeres que reportaban cambios en su menstruación y criticaban que la industria farmacéutica no ha tenido en cuenta al género femenino tras recibir las vacunas de Pfizer y Moderna –mayoritariamente–. Pero a nivel de farmacovigilancia no existen diferencias, en este sentido, entre unas marcas y otras.

“El problema de esos síntomas es que son muy inespecíficos y que pueden venir determinados por muchas otras cosas. Entonces, la cuantificación de un retraso en la menstruación de una mujer pasa muchas veces a lo largo de su vida y por muchos factores que no se pueden controlar. Y hasta ahora no consta en ninguna de las fichas técnicas como uno de los efectos secundarios, ni poco frecuentes ni frecuentes, de ninguna de las vacunas que se están administrando”, explica Carmen Varillas, ginecóloga del CHUO.

“La recogida de datos con las vacunas en proceso de estudio suele ser mucho mayor que con la de medicamentos comunes"

decoration

Recuerda, en este sentido, que en el contexto de ensayos clínicos se sigue una vigilancia muy exhaustiva de todos los efectos secundarios y que pudiera ser que a las participantes no les pareciera relevante como para notificarlo o se estimó dentro de la frecuencia normal que puede ocurrir entre las no vacunadas. “La recogida de datos con las vacunas en proceso de estudio suele ser mucho mayor que con la de medicamentos comunes porque los medicamentos se usan sobre personas enfermas pero las vacunas sobre población sana también. Con los medicamentos se asume, al emplearlos, que el beneficio de usarlo es mucho mayor que el riesgo. En las vacunas la recogida de datos es, siempre, muy rigurosa”, especifica la profesional del servicio ourensano.

El punto de selfies, concurrido entre los jóvenes. | // BRAIS LORENZO

“Yo no he recibido ninguna notificación de pacientes que hayan tenido más cantidad de sangrado, ni más dolor de regla o cambios en los ciclos. Y para entender que hay causalidad lo primero que tendríamos que saber es con qué frecuencia se producen esos cambios en mujeres sin vacunar. Y eso es complicado porque cualquier alteración en la rutina, como épocas de exámenes o mayor estrés, de una fémina en edad reproductiva puede influir”, afirma Varillas.

Desde su punto de vista parece poco plausible que la vacuna pueda, por sus mecanismos de acción, afectar al funcionamiento normal de los ovarios. “No se puede descartar, pero no es, a priori, un eje sobre el que pudiéramos pensar que las pautas produzcan una influencia”, apunta.

Incide en que hay 30 millones y medio de personas con las dos inoculaciones en España y notificaciones, a este respecto, algo más de 400, lo que hace que la frecuencia de esos supuestos síntomas, respecto al total de inmunizados, sea bajísima. “Y no tiene por qué deberse a la vacuna, sino que en muchos casos puede haber coincidido con la inmunización”, destaca.

En los estudios de los laboratorios se registran todas las incidencias, incluso las que puede parecer que no tienen nada que ver con la dosis inoculadas, como son los accidentes de tráfico, según explica la profesional.

“Sin embargo, las fichas técnicas de los laboratorios pueden cambiar si se produce un aumento en el registro de síntomas”, matiza.

Los síntomas se pueden indicar en la web de Sanidad

Aún con todo, la profesional invita a todas aquellas mujeres que sufran alteraciones en su ciclo a consultar con su médico de cabecera o registrarlas en la página web del Ministerio de Sanidad. Pero en ningún caso considera que las que están en edad fértil deban dejar de inmunizarse.

“Con otras vacunas nadie está tan atento a los efectos secundarios ni cuestiona los mecanismos de actuación de los preparados"

decoration

“Con otras vacunas nadie está tan atento a los efectos secundarios ni cuestiona los mecanismos de actuación de los preparados. La del virus del papiloma, que también revolvió las aguas mediáticas, generó desconfianza, pero al final no se consiguió demostrar que tuviera efectos secundarios graves. Sucede que en las cortes vacunadas se producen enfermedades del mismo modo que en las no vacunadas.

Establecer una causalidad directa es muy complicado”, señala. La prolactina –una de las hormonas más implicadas en los ciclos reproductivos de la mujer– puede fluctuar con infecciones de otros virus, con medicaciones, ejercicio o estrés, por ejemplo. “Es posible que mujeres que se hayan vacunado sientan esas fluctuaciones, pero que tenga relación directa es lo que se está intentando recoger”, finaliza.

La presión asistencial se estanca

Ya son 27 los municipios ourensanos sin ningún habitante con coronavirus registrado. Y el descenso de casos activos se deja notar con claridad en la capital, donde se cuentan 223. Sin embargo la presión asistencial continúa siendo similar a las jornadas anteriores: los hospitales de Verín y O Barco tienen 4 pacientes en planta cada uno de ellos. El CHUO, por su parte, tiene 23 ingresados por COVID-19, de los cuales 6 están bajo estrecha vigilancia en la Unidad de Cuidados Intensivos. Sobre los casos en residencias de mayores en la provincia todavía se contabilizan 6 en la de Val de Monterrei.

Ourense cuenta con 7 nuevos equipos de radiocirugía

El área Sanitaria de Ourense, Verín y O Barco de Valdeorras acaba de incorporar, según informa el Servicio Gallego de Salud (Sergas), siete nuevos equipos de radiocirugía –cinco para el hospital de la capital y uno para cada hospital comarcal–. Además, la Xunta licitó la adquisición de 48 nuevos ecógrafos y 7 robots para emplear en intervenciones que podrían llegar en los próximos meses.

Por otro lado, no lleva aún un mes en funcionamiento pero los trabajadores del punto administrativo de certificados COVID, instalado en el Espazo Xove de Ourense, ya han atendido 700 consultas, lo que supone una media de 40 al día. El delegado territorial de la Xunta, Gabriel Alén, visitó ayer el lugar y recordó que el ciudadano tiene acceso inmediato a la impresión de los certificados de pruebas diagnósticas, de vacunación o de enfermedad superada, a la activación del sistema ‘Chave 365’, o a la tramitación de una alta rápida en el sistema gallego en el caso de tratarse de personas con residencia fuera de la comunidad autónoma.

Compartir el artículo

stats