Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Contra el botellón, ‘ramadán’ nocturno

Tras desbordarse la marcha nocturna, el aviso de Jácome de que “el Concello estudia la posibilidad de prohibir beber y comer en la vía pública de 10 de la noche a 6 de la mañana”, anima las redes

Captura de móvil de un vecino, del macrobotellón del fin de semana en As Mercedes.   | // FDV

Captura de móvil de un vecino, del macrobotellón del fin de semana en As Mercedes. | // FDV

“ Pero alcalde, ¿si a mi me apetece comerme un bollo de crema en la calle o un helado no voy a poder hacerlo?” .Era una de lad preguntas, con sorna, que le hacían en redes al alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, después de unode sus personales anuncios, en sus redes, de que está estudiando prohibir comer y beber en a calle a partir de la noche para evitar conflicto.

Tras la polémica generada este fin de semana de despegue del botellón, con un centenar de denuncias en dos noches por ruidos el alcalde anunció a través de sus redes sociales que “el Concello estudia la posibilidad de prohibir beber y comer en la vía pública de 10 de la noche a 6 de la mañana. Estas y otras medidas son necesarias para atajar los últimos acontecimientos” indicó literalmente el regidor.

Añadió que esta posibilidad que, se entiende están estudiando los técnicos del Concello, expertos en la matera “sería un añadido a la ordenanza de veladores, sin necesidad de una ordenanza de botellón”.

Esta propuesta que ha generado todo tipo de opiniones en redes, y ha sido interpretada como una especie de ”ramadán”, pero a la inversa, es decir con un “ayuno” riguroso, pero de noche y hasta la madrugada si se está en la calle, es veraz. Otras fuentes municipales aseguran que se está estudiando esa prohibición, con la ley en la mano, pero el alcalde ha hablado demasiado pronto.

La fórmula no es nueva, la Ley se Seguridad prohíbe consumir alcohol en la calle (por tanto el botellón) y droga en la vía pública, y en su explícito mensaje, que animó las redes, el alcalde no aclaró que beber alcohol en una terraza de cafetería o comerse un helado no se puede prohibir.

La Ley de Seguridad Ciudadana es que la que rige esa prohibición y como ya indicó el concejal de Seguridad Ciudadana de Ourense, Telmo Telmo Ucha, no es preciso que exista una ordenanza específica de botellón para prohibirlo, porque no es legal. Lo que sorprende a algunos vecinos que han denunciado la presencia de personas tomando alcohol en sus portales a altas horas, es que algún informe técnico del Concello les haya quitado la razón, y defendiera el derecho a comprar una bebida y tomarla en la calle de los ciudadanos.

Compartir el artículo

stats