Parte de la directiva de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer de Ourense (Afaor) abrieron las puertas al gobierno municipal para mostrarle todas las instalaciones de la nueva sede, en la ubicación del barrio de Barrocás.

Un paseo por las instalaciones sirvió para que la directiva mostrara la modernización de las diferentes salas de talleres, además de la zona de centro de día que esperan que se empiece a utilizar en septiembre “si el coronavirus no lo sigue impidiendo”.

Los representantes municipales y de la asociación mantuvieron una reunión para conocer las demandas de la entidad. Una de las partidas que llevó a cabo el gobierno local en la modificación de crédito de 62 millones está destinada a la entidad. Donde el gobierno local espera aumentar la ayuda en 56.000 euros.