Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Con este ritmo, Ourense llegará al verano con un 60-70% de la población vacunada”

Vacunación en Expourense. |   // FERNANDO CASANOVA

Vacunación en Expourense. | // FERNANDO CASANOVA

La campaña de vacunación contra el COVID-19 ha entrado en velocidad de crucero y las expectativas en el área sanitaria de Ourense son buenas. El gerente, Félix Rubial, afirma que “si mantenemos este ritmo, podremos cumplir el objetivo y llegar al verano con entre el 60 y el 70% de la población vacunada”.

A lo largo de esta semana se administrarán 20.000 dosis en los diferentes puntos de vacunación y centros de salud de la provincia, cifra que podría crecer el miércoles o jueves con la llegada de lotes adicionales como ha venido ocurriendo desde que arrancó la vacunación masiva de la población. “Si llegan más dosis las administraremos con enorme felicidad porque es lo que nos permite avanzar hacia el objetivo común no solo de protección individual sino de protección colectiva, hacia la inmunización de grupo”, destaca Rubial.

Las 20.000 dosis que se inocularán esta semana están dirigidas a los grupos de mayores entre 70 y 79 años (primeras y segundas dosis) y al colectivo de 60 a 65 (primeras dosis), además de pequeños flecos pendientes en los colectivos de grandes dependientes, inmovilizados y mayores de 80. La previsión es llegar al domingo con un 7 u 8% más de población vacunada.

Entre el 85 y el 90% de los mayores de 70 se vacunan

Para lograr este objetivo es fundamental que la ciudadanía acuda a la cita que realiza el Sergas. Hasta la fecha, señala Félix Rubial, la participación está siendo “muy satisfactoria”. En el colectivo de 70 a 79 años se está vacunando entre el 85 y el 90% de los convocados. El índice se reduce en el grupo de 60 a 65, que se sitúa en torno al 70%, según los datos que aporta el gerente del área sanitaria de Ourense. “En este grupo hay que tener en cuenta que son personas en edad laboral y también que están recibiendo la vacuna Astrazeneca, y con la polémica que hubo al respecto hay personas que no acuden”, explica. No obstante, confía en que estos huecos se vayan completando en las sucesivas repescas.

Félix Rubial, gerente del área sanitaria de Ourense. Iñaki Osorio

Este avance hacia la inmunidad de grupo coincide con una cuarta ola que apenas se deja notar en Ourense. “La situación es lentamente ascendente pero estable”, señala Rubial. En la provincia había ayer 257 casos activos de coronavirus, “una cifra que comparada con otras olas de la pandemia o con otras comunidades autónomas es razonablemente baja”, añade. Esta situación de estabilidad se produce también en la hospitalización, con 20 pacientes en cama convencional a día de ayer, frente a una cifra “inusitadamente alta” en críticos, por lo que se mantienen en “alerta”.

La semana arrancó con 9 ingresos en UCI. Una cuestión de proporcionalidad, explica Rubial, que “tiene que ver con el descenso de la edad de las personas afectadas por el efecto protector de la vacuna en las más mayores, de manera que las personas que ingresan ahora ingresan más graves”. Un perfil de paciente entre 50 y 60 años sin inmunizar con una reacción inflamatoria ante el virus muy agravada.

Fallece una mujer de 67 años

Por otro lado, el Sergas notificó ayer el fallecimiento de una mujer de 67 años conCOVID que estaba ingresada en el CHUO. El área sanitaria no registraba ningún fallecimiento por coronavirus desde el pasado 13 de abril, fecha en la que murió otro paciente de 60 años. Con este nuevo deceso son 416 las víctimas mortales dela pandemia en Ourense.

Carballeda y Cualedro suman 38 casos

Ourense inició la semana con 11 ayuntamientos bajo restricciones especiales y la mirada puesta en el comité clínico que vuelve a reunirse esta tarde. Aunque la situación puede cambiar en cualquier momento, especialmente en los concellos con poca población donde un pequeño brote puede elevar de forma notoria la incidencia, la evolución de los últimos siete días descartaría inicialmente posibles endurecimientos de las restricciones. Carballeda de Valdeorras, con 16 casos y Cualedro, con 22, son los únicos concellos de la provincia con cierre perimetral y hostelería inactiva. En nivel alto, y por lo tanto con bares y restaurantes sirviendo solo en terraza, están Lobeira (5), Muíños (8), Petín y O Barco (20). En nivel medio, con aforos reducidos, están Cartelle (5), Lobios, Cortegada (5), Padrenda (4) y Verín (20). En Ourense ciudad, que se mantiene en nivel básico, hay 65 casos activos. El gerente del área sanitaria, Félix Rubial, atribuye el escaso efecto de la cuarta ola en Ourense a tres factores fundamentales: “Responsabilidad social -la mayoría de la gente está cumpliendo-, vacuna, y un rastreo de los casos efectivo y dinámico combinado con restricciones que se aplican con rapidez”.

Compartir el artículo

stats