Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rafael R. Villarino | Portavoz del PSOE en el Concello

“Baltar preside la Diputación al dimitir un suplente y pensó que yo iba a hacer lo mismo en el Concello”

“No pactan porque con un alcalde del PSOE pierden la provincia”

El líder del PSOE ourensano

El líder del PSOE ourensano Iñaki Osorio

–¿Se esperaba la petición del PP de supeditar una moción de censura contra Jácome en Ourense, a su dimisión como edil?

–Nadie esperaba algo así. No hay precedentes en democracia de que se pida a alguien que deje su escaño para poder formar un gobierno.

–Usted ya adelantó que no va dimitir. ¿Le apoya su partido?

–En mi partido algunos ya vieron con resquemor que renunciara a ser el alcalde de la moción para facilitar un gobierno municipal en Ourense. Esta última petición de que dimitir, es indignante. Sería renunciar a la legitimidad de mi vida política.

–Jácome también avala, como el PP, que si seguía Villarino como edil, podría “colarse” luego como alcalde, tras hacer dimitir al que hubiera colocado usted “a dedo”.

–Lo que diga Jácome no me sorprende, pero que el PP insinúe algo así, cuando sabe que si hay una moción, y este renuncia, hay que hacer un nuevo proceso electivo. Nadie sustituye a otro en cascada. El único sitio donde se hizo fue en la Diputación, porque Manuel Baltar fue elegido presidente, después de que su padre fuera inhabilitado por corrupto. A partir de ahí pusieron un suplente, que renunció para permitir que entrara el siguiente que era el propio Manuel Baltar, quien fue elegido de inmediato como presidente. Piensan que nosotros haríamos lo mismo pero no somos Baltar ni el PP. Nunca haríamos algo así.

–Baltar declaró ayer mismo que no se puede negociar con usted, porque es el “no por el no” y antes intentó pactar con Jácome para echarlo de la Diputación.

–Manuel Baltar está en política por un proceso fraudulento y por eso piensa que yo iba a hacer lo mismo. En mi caso lo único que hice fue ceder de modo altruista mi derecho a optar a ser alcalde de una posible moción para que la ciudad tenga un gobierno, pero ahora me atribuyen un pensamiento canallesco que rebela que mente tienen aquellos que me juzgan.

–Sorprende que después de la dura y provocadora oposición de Jácome contra el PP cuando era oposición el verdadero enemigo del baltarismo sea usted. ¿Cómo ha conseguido elevar ese nivel de crispación del Partido Popular?

–Porque a mí me ven como una amenaza y a Jácome no. Saben que si el PSOE y yo ocupamos la alcaldía, el PP desaparece de la provincia. Ese es el único temor real.

–¿El partido que hubiera ocupado la Alcaldía en esa fallida moción tendría garantizado el Concello en los comicios de 2023?

–No puedo hacer conjeturas, pero un gobierno socialista en el Concello tendría conexión con Madrid, con la Xunta, con entidades europeas, y haríamos cosas, incluso sin recurrir a esos 120 millones de remanente que hay en caja, para cambiar esta ciudad abandonada, sucia, con servicios en precario con gente en crisis que urge ayudas.

–Pero una nueva subida de votos del Concello ¿pondría en riesgo el actual gobierno de la Diputación.

–Bueno en las elecciones municipales de 2019, el PP bajó ya 10 a 7 ediles, y aumentaron también los votos socialistas en la provincia.

–¿La falta de acuerdo es el balón de oxígeno definitivo para Jácome?

–Esa es la derivada y es una responsabilidad del PP. No les importa el futuro de los vecinos, si no que el PSOE no gobierne en el Concello para que nadie vea el cambio que eso supondría.

–¿Le han perjudicado las guerras internas del PSOE?

–No voy a entrar en eso porque es argumento al que recurre el PP , cuando fuera quien fuera el candidato, no quieren pactar con el PSOE, aún cuando es cierto que a mí me tienen especial inquina.

–¿ Por qué dice que el PP le tiene inquina?

–Porque no estoy aquí para que me llamen “la leal oposición”, sino para denunciar lo que está mal. Me culpan de querer dejar a los autónomos sin subvención, cuando lo que denunciamos es que había gente que ya tenía toda la información y documentación presentada para recibir esas ayudas antes del plazo legal. El propio abogado del Estado dijo que faltaban informes en le proceso.

–¿No es más fácil irse que levantarse cada día oyendo que “la palabra de Villarino no vale nada”; “no es de fiar”; “es lo peor que le pasó a la provincia”?

–Precisamente por eso hay que seguir. Cuando se vierten descalificaciones de índole personal es porque no hay otros argumentos, y es la forma de atacar a aquel que está señalando sus vergüenzas. Si fuera conformista me iría, pero hay que resistir para cambiar esto.

Compartir el artículo

stats