Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La galería de arte que inspiró el Guernica

Los menores hicieron de guías en la exposición en el CEIP Mestre Vide, a la que asistieron artistas locales..   | // IÑAKI OSORIO

Los menores hicieron de guías en la exposición en el CEIP Mestre Vide, a la que asistieron artistas locales.. | // IÑAKI OSORIO

A primera vista, para los niños de 4 años el cubismo es un desastre. Y el Guernica, de Picasso, un despropósito. Todo desordenado, mal hecho, sin proporcionalidad... “Pues vaya cuadro”, le comentaron en el CEIP Mestre Vide a la profesora Ana Rodríguez Robledo cuando les mostró la obra con idea de trabajar sobre ella el Día de la Paz, el pasado 30 de enero.

“Impactada” por la reacción de los alumnos ante uno de los cuadros más emblemáticos de este movimiento pictórico, la maestra se propuso utilizar la obra como punto de inspiración para desarrollar la creatividad de los pequeños. Abordaron diferentes técnicas como el puntillismo, el carboncillo, el autorretrato e incluso el grafiti, y aquello fue una explosión de creatividad.

Alumnos del CEIP Mestre Vide con una de sus interpretaciones del Guernica. Iñaki Osorio

“Viendo su interés me animé y pedí a las familias si había alguien que dominase alguna técnica o si conocían a algún artista”, relata la profesora. Así fue como el trabajo de clase tomó la forma de un proyecto innovador y singular que llevó a las aulas del Mestre Vide a Isabell Seidel, Baldomero Moreiras o los grafiteros Enrique Gistau y Xandre Álvarez.

El día que visitaron el Museo Municipal, Ana Rodríguez tuvo claro que las obras que aquellos niños habían realizado tenían que exponerse también. Así nació el museo efímero “Miradas de nen@s” que ayer convirtió el exterior del centro en una galería de arte. Asistieron autoridades locales y artistas, y los pequeños enseñaron y explicaron sus creaciones. Desde su propia interpretación del Guernica a esculturas y cuadros de temática libre.

Los escolares acudieron muy elegantes a la inauguración del museo efímero. Iñaki Osorio

Compartir el artículo

stats