Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El falso policía de A Bola usó el coche oficial de Protección Civil

Quería ser policía gratis y el Concello aclara que no le dio uniforme de municipal, pero sí de alta como voluntario en el servicio de emergencias

Dos policías (de verdad). | // RAFA V.

A muchos les habrá venido a la memoria en los últimos días el caso del “Pequeño Nicolás”, que hace un par de años atrajo la atención mediática en todo España. Y es que Adrián, un vecino de Teo (A Coruña), de 33 años, se estuvo haciendo pasar presuntamente por policía local del Concello de A Bola, cuando este municipio ourensano ni siquiera cuenta con dicho servicio. Tras confirmarse a través de la Axencia Galega de Seguridade Pública esta usurpación, se procedió a su investigación y aunque en la provincia es la primera vez que lo hace, se está investigando si pudo actuar igual en otras partes de Galicia. No obstante, según fuentes consultadas de momento no hay constancia. El caso pasó al juzgado y entre los vecinos hay preocupación por la posibilidad de que presuntos estafadores puedan conseguir burlar a la administración, aunque en este caso el engaño haya durado poco.

Falsedad documental y usurpación de funciones públicas son los presuntos delitos cometidos por este vecino de Teo que se hizo pasar por policía municipal en A Bola, adonde fue a ofrecerse de forma gratuita para trabajar tres días a la semana. Debido a que no existe este servicio, se le admitió como voluntario de Protección Civil. Pero su impulsividad le hizo ir más allá, y en un vehículo municipal fue a presentarse ante la Guardia Civil de Celanova y luego a la Policía Local del lugar, uniformado y con pistola –que en realidad era de aire comprimido– cuando los auxiliares no tienen permitido llevar arma. Tampoco portaba la placa con el número de identificación profesional. Esos detalles alertaron y, hechas las averiguaciones, la Academia Galega de Seguridade Pública constató la usurpación.

La alcaldesa, Teresa Barge, explica que la semana pasada se le dio de alta a este hombre como voluntario de Protección Civil, y como tal “estaba autorizado a disponer del vehículo oficial en los casos en que la situación lo requiriese y tan solo para cometidos propios de Protección Civil”. Después de los primeros contactos para los lógicos trámites previos, “su primera jornada en activo fue el día 12, acompañado de otro voluntario con experiencia, sin que aconteciera hecho alguno relevante ni fuera de la normalidad”.

Una conducta “deshonesta”

Pero el día 15 se presentó ante la Guardia Civil y Policía de Celanova, “usando un uniforme de policía (sin distintivo alguno que lo vinculara con A Bola), y que en ningún momento le fue entregado por este Concello”. Y una vez conocidos estos hechos “se ordenó lo necesario para salvaguardar la legalidad y buena imagen de Protección Civil como del Concello, poniendo a disposición de las fuerzas del orden toda nuestra colaboración”. En un comunicado, la alcaldesa Teresa Barge lamenta que una persona actúe de forma “tan deshonesta e incívica” y con actos que incluso perjudican “a esta institución pública que se ve involucrada involuntariamente en un episodio tan rocambolesco”.

Compartir el artículo

stats