Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidade pide “prudencia” en la capital y la hostelería reabre en Verín, Coles y Amoeiro

Comesaña: “La ciudad está cerca del levantamiento de las restricciones” | Muere un hombre de 94 años

Un vecino de Verín se toma un café para llevar apoyado en una pared en la calle.   | // CARLOS PETEIRO

Un vecino de Verín se toma un café para llevar apoyado en una pared en la calle. | // CARLOS PETEIRO

Verín, Coles y Amoeiro se liberan de las restricciones. Así lo anunció la Consellería de Sanidade el martes pasado y lo pormenorizó ayer en la rueda de prensa del subcomité clínico donde certificaron la “estabilidad” de los datos con incidencias acumuladas “mínimas” para abrir de nuevo la hostelería, aumentar aforos en eventos deportivos y celebraciones, así como las reuniones de personas no convivientes. Estas tres localidades entran en nivel 2 de restricciones con unos indicadores que los expertos califican de “óptimos” para iniciar la desescalada en función de una serie de parámetros establecidos. Uno de ellos es la incidencia acumulada estable durante, al menos, 7 días por debajo de los 100 casos positivos registrados, además de factores asistenciales, estabilidad en el número de casos positivos detectados y el número de PCR positivas. En esos baremos la capital se encuentra, con indicadores que llevan a pensar que la desescalada se iniciará en la próxima semana.

Al resto, el subcomité clínico expuso que “tanto Ourense, A Coruña como Santiago se encuentran más cerca del objetivo y están cerca del levantamiento de las restricciones, pero pedimos prudencia”. El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, no quiso manifestar si será mañana cuando se reúna de nuevo el comité de expertos si se levantarán las restricciones en la ciudad donde más restricciones se han impuestos y donde más están durando.

Los hosteleros de Verín, Amoeiro y Coles pueden abrir desde hoy sus persianas para atender en interior al 50% y en terraza al 75%, quedando prohibido la consumición en la barra. Desde Verín, advierten que “es una alegría y un alivio para algunos hosteleros por abrir de nuevo los negocios, pero ahora hay factores que son contrarios a abrir en terraza, como es el frío y la lluvia que ya se está llegando, así que a ver cómo responde la gente”. Otros en vez de abrir se mantendrán en el ERTE o cerrados, pero lo cierto es que los restaurantes de la villa ya pueden abrir también al 50%. Miran a las Navidades, como época de oportunidades para reactivarse, pero también a un Entroido que no será igual y donde las reservas están “bajo mínimos” para las noches de comadres y compadres. Hosteleros de la villa señalan que “la gente todavía es reacia a pensar que serán unos carnavales como siempre”.

A Rúa y Petín

Las localidades en las que Sanidade tiene un especial foco y atiende una vigilancia directa sobre la evolución de la situación epidemiológica son las villas valdeorresas de A Rúa y Petín donde el incremento de casos puede derivar en restricciones. Carmen Durán, Directora Xeral de Salud Pública, especificó que en A Rúa en los últimos 14 días hubo 24 casos y en los últimos siete días un total de 19, un incremento que hace estar alerta a las autoridades sanitarias. También en Petín, donde parece que “en los últimos días se está estabilizando”. Pedro Rascado, Jefe de Críticos del Hospital de Santiago, fue claro: “Mis cenas de Navidad serán con los convivientes y me reuniré con mis familiares, preferentemente en el exterior, y también me tomará un café con mascarilla”. Declaraciones para la toma de conciencia individual de la sociedad.

En el día de ayer un hombre de 94 años fallecía en el hospital ourensano elevando las víctimas por coronavirus en la provincia a 290 fallecimientos en total. Ayer también se producía otra bajada de casos, reduciéndose en la provincia a los 608 casos activos y en la capital a los 181.

Feijóo sobre el caso Castrillo: “El PP ganó en Verín, dejen de intoxicar”

La polémica apertura de un expediente al jefe de Ginecología del hospital comarcal de Verín, Javier Castrillo, una de las caras visibles que defendieron la continuidad del paritorio, saltó al Parlamento Gallego donde Gonzalo Caballero arrancó su intervención pidiendo al presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, que “rectifique” la apertura de un expediente disciplinario a Castrillo por unos hechos que se remontan a hace un año, cuando el ginecólogo manifestó su oposición a la postura de una pediatra que defendía trasladar a un bebé recién nacido del comarcal de Verín a Ourense.“Un año después, ustedes muestran la peor cara del PP, la de las represalias y las purgas. Rectifique”, finalizó. “Intoxicaron de forma continuada y constante sobre la sanidad de Verín, y lo siguen haciendo”, lamentó el jefe del Ejecutivo autonómico, antes de agitar sus resultados electorales en la comarca en las últimas elecciones autonómicas. “Un 48,5% de verinenses pensaron que el PP merecía gobernar y solo el 21,5%, que debían gobernar ustedes”, alegó.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats