Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una inauguración con gritos de fondo de "Verín non se pecha"

Feijóo respondío que "tendrán paritorio en 24 horas si conseguimos pediatras"

Un manifestante esperando a la comitiva inaugural. //B.Lorenzo

Un manifestante esperando a la comitiva inaugural. //B.Lorenzo

El acto inaugural se desarrolló desde las 10.30 horas de ayer hasta pasadas las 13.30, y allí estuvieron en la puerta de la nueva biblioteca para recibir y despedir, con gritos de "Verín, non se pecha", un retén de vecinos y trabajadores de Verín, que llevan ya semanas de encierro y protestas contra el cierre de la sala y servicio de partos de aquel hospital comarcal, medida que obliga a las gestantes de todos los concellos de la comarca a desplazarse hasta al hospital de Ourense, para dar a luz.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, no departió con ellos pero a preguntas de los informadores garantizó que el paritorio del Hospital de Verín (Ourense) abrirá "en 24 horas" en el momento en que haya pediatras para atender a los recién nacidos y se cuente con el "visto bueno" de los profesionales del área en la materia. Aseguró que "el Gobierno gallego quiere abrir ese paritorio", pero que se ha tenido que "suspender a actividad porque no hay pediatras" para atenderles.

"Vamos a seguir el dictamen médico", ha dicho Núñez Feijóo, que ha señalado que abrir el paritorio sin pediatras, sería "una irresponsabilidad y puede considerarse un delito". Los manifestantes continuarán tanto con encierro y movilizaciones pues piensan que se trata de "un recorte sanitario" y no una medida para protegerles.

Compartir el artículo

stats