Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Seis años sin poder entrar en Verín por una paliza brutal a una mujer tras venir desde Melilla a una boda

Condenado a 4 años de cárcel pero se libra si paga 20.000 euros antes de 2 meses y cumple trabajos -La agredió en el baño de un pub para atracarla

Juzgado de Ourense.  // Carlos Peteiro

Juzgado de Ourense. // Carlos Peteiro

La brutal paliza infligida a una mujer en un bar de Verín para robarle menos de 50 euros lo exponía a una petición de condena de 8 años de prisión por un delito de robo con violencia y otro de lesiones. Después de alcanzar un acuerdo con las acusaciones ayer que evitó la celebración del juicio, el autor de los hechos ha sido condenado, con su conformidad, a un total de 4 años de prisión, pero se librará de entrar en la cárcel -pasó mes y medio en prisión provisional- si cumple 10 meses de trabajos en beneficio de la comunidad, y si satisface 20.000 euros de indemnización para la víctima. Dispone de dos meses de plazo para efectuar el pago. La sentencia le impide acercarse a la mujer o comunicarse con ella durante 6 años. En ese mismo periodo de tiempo no podrá entrar en Verín. La víctima se indispuso tras la vista de ayer y hubo que requerir la presencia de una ambulancia.

El acusado, José M. L. G., tienen 31 años y antecedentes penales que no computan a efectos de reincidencia. Viajó desde Melilla a Verín para asistir a una boda en Riós 2017, a la que finalmente no se presentó. La madrugada anterior, la del 9 de septiembre de ese año, conoció a la víctima en un local. Le preguntó si sabía de algún lugar en el que continuar la fiesta y la mujer le sugirió que podían acudir a un pub ubicado en la Alameda de Verín, lugar al que finalmente acudieron.

Tras permanecer un periodo de tiempo en el local de ocio, la mujer entró en el baño y el acusado la siguió. Tal y como se considera probado con la sentencia de conformidad, el individuo la empujó por la espalda y cerró la puerta, al tiempo que la conminaba a entregarle todo el dinero que tuviera.

El acusado agarró por los pelos a la víctima y la propinó un fuerte puñetazo en el ojo izquierdo, lo que hizo que la víctima cayera al suelo. El hombre siguió golpeando a la víctima a base de puñetazos en la cabeza, la cara y las manos. Consiguió finalmente hacerse con el bolso de la mujer y salir del baño.

Al poco rato, mientras ella intentaba levantarse del suelo, el agresor regresó de nuevo al servicio y le dijo: "Tú tienes más dinero, yo sé que tienes más dinero. ¡Dámelo!" La víctima le contestó que no tenía más y le rogó que dejara de pegarle. Pero el delincuente no hizo caso.

La abandonó inconsciente

"Preso de la rabia", subraya el escrito de acusación de la Fiscalía, el hombre volvió a agredir brutalmente a la mujer con puñetazos en la cabeza, "intentando causar a la víctima más padecimientos innecesarios para la comisión del delito". La víctima perdió la conciencia y el delincuente la dejó abandonada en el baño. Todo por apoderarse de una cantidad inferior a 50 euros.

La mujer sufrió policontusiones y fracturas en el maxilar izquierdo y la órbita derecha. Tardó en curar 51 días. Le han quedado como secuelas la afección de un nervio, trastorno de ansiedad y dolor.

Compartir el artículo

stats