Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santiago Lago Peñas.

Santiago Lago Peñas

Director de GEN (UVigo) y del Foro Económico de Galicia

Fondos europeos: seamos más inteligentes

Hace un año escribía en las páginas de FARO DE VIGO sobre el error que era renunciar a que las comunidades autónomas (CCAA) tuvieran un papel coprotagonista en la definición de los proyectos tractores financiables parcialmente con los fondos del programa Next Generation EU. Desafortunadamente, nada ha cambiado; la realidad ha confirmado mis intuiciones y, por tanto, sigo pensando lo mismo.

Tras cuatro décadas de experiencia, las CCAA atesoran hoy demostrada capacidad para desarrollar sus competencias en materia económica y, particularmente, en política industrial y de I+D+i. Los Gobiernos autonómicos conocen mejor que el propio Gobierno central las potencialidades y particularidades de cada territorio y el tejido empresarial. Por eso hubiese tenido todo el sentido que el segundo se hubiese centrado en definir proyectos a escala estatal marcadamente sectoriales y aprovechando la visión global; y hubiese hecho gravitar en las autonomías el montaje de proyectos más anclados en cada territorio, integrando los sectores que destacan en cada caso. Eso hubiese sido compatible con mantener en el Gobierno central la evaluación y elección final de proyectos. Es el Gobierno central el que asume las responsabilidades frente a la Unión Europea y, por tanto, es lógico que retenga la capacidad de rechazar proyectos que no superasen los mismos filtros de calidad que se apliquen a los impulsados directamente por él.

Estamos a tiempo de corregir el enfoque. Quedan muchos miles de millones pendientes de asignar a proyectos concretos. Los PERTEs no pueden ni deben limitarse a un planteamiento unisectorial y a escala estatal. Estamos dilapidando las ventajas potenciales de la descentralización. Porque el reparto de fondos en las conferencias sectoriales tampoco lo está haciendo, al limitar extraordinariamente la autonomía de las autonomías a la hora de definir los programas subvencionables. Parece que las CCAA son percibidas como gestoras desde muchos Ministerios. Como reza el refrán, rectificar es de sabios.

*Director de GEN (UVigo) y del Foro Económico de Galicia

Compartir el artículo

stats