Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cambio y dolor

Hemos perdido mucho tiempo discutiendo si había cambio climático o no pero ahora que ya es inevitable aceptarlo y viendo cómo se están llevando a cabo políticas concretas para la sostenibilidad es evidente que estamos “intoxicados” por lo que nunca hemos estado menos informados. La comunicación sobre los impactos de las distintas políticas basadas en las transiciones ecológica, energética, digital y los diferentes procesos de mutación por el avance inexorable de la tecnología nos está haciendo olvidar que lo importante es que la ciudadanía pueda participar en los procesos del cambio porque si no serán absolutamente incomprendidos.

La bondad de los objetivos no nos puede hacer olvidar que los cambios producirán serios daños a la situación existente. Lo hemos podido ver con el proceso del cierre de las minas del carbón y todo lo que ha supuesto de efectos negativos colaterales en toda la cadena de valor de la minería y la economía de los lugares, regiones, países donde estaba asentada que habiendo mejorado medioambientalmente, social y económicamente ha tenido de un daño descomunal.

Creo que la forma adecuada de abordar los procesos de transición en todos los órdenes que están planteados encima de la mesa depende necesariamente de llevar a cabo una seria política de comunicación que ha de venir desde los poderes públicos, los medios de comunicación y los agentes económicos y sociales haciendo participar de la comunicación, de la información directa, veraz, sin manipulaciones políticas, ni mediáticas para que los ciudadanos puedan entender de una vez de qué va la cosa.

La sostenibilidad de nuestra economía y del medio ambiente pasa inevitablemente por las diferentes transiciones sobre las que estamos empezando ya a tener efectos directos en nuestros bolsillos, en nuestras vidas, en nuestros futuros, por lo tanto, es absolutamente necesario que los estamentos políticos comuniquen e informen a los ciudadanos con mensajes comprensibles del impacto que causan las medidas orientadas a la sostenibilidad.

Pongamos un ejemplo, es evidente que el vehículo eléctrico estará muy presente en nuestras vidas e iremos abandonando progresivamente los accionados por combustibles fósiles. Esta simpleza, tiene una altísima repercusión en toda la cadena de valor del sistema económico asociado al automóvil, los talleres, las gasolineras, los transportistas, los fabricantes de piezas y equipos para los vehículos de combustión y un largo etcétera verán cambiados sus sistemas y modelos económicos que si se hace sin comunicación el impacto causará mucho dolor.

*Economista

Compartir el artículo

stats