Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EN CANAL

Antonio Rico

Amor neoyorquino

Todas las historias de amor felices se parecen unas a otras, pero cada historia de amor infeliz lo es a su manera. Amazon lo sabe, y por eso en "Modern love" nos ofrece ocho diferentes historias de amor infeliz entre parejas y ocho semejantes historias de amor felicísimo entre Nueva York y sus habitantes. Es el amor moderno, ése que únicamente puede existir en la ciudad moderna, el escenario de la soledad, del azar y del fingimiento que ha tallado hasta el último pliegue de nuestras emociones románticas. Las grandes historias de amor requieren de grandes amantes, pero también de grandes ciudades que les junten, les revienten y les rediman el alma, llueva o haga sol. No busquen, no podrán encontrar nada mejor que Nueva York.

"Modern love" no sólo recuerda a Tolstoi -la frase que inicia el párrafo anterior y que terminará el siguiente es una paráfrasis de "Anna Karenina"-. También respira a Tom Wolfe, al Neil Simon de "Descalzos por el parque" y mucho, pero mucho mucho mucho, a Woody Allen, -hasta el punto de usar en ocasiones la banda sonora de alguna de sus mejores secuencias-. Sin estridencias, dejando que la belleza actúe como sordina de las emociones que nos están contando, ocho tríos formados por dos humanos y una ciudad sufren amores con sabor a rutina, a sexo, a dependencia, a maternidad, a vejez, a pérdida, a descubrimiento, a salto al vacío.

Olvídense de "Romeo y Julieta", esa anacrónica historia de amor de tres días de duración, protagonizada por una chica de trece años y un chico de dieciséis que provoca la muerte de seis personas. Romeo sigue siendo Romeo y Julieta sigue teniendo trece años renacentistas, que, con las nuevas unidades de medida, suponen veintiséis años actuales. Pero Verona no es Nueva York, y el cambio del fondo cambia por completo la figura de los amantes y, sobre todo, el argumento de sus deseos. Todas las historias de amor veronés se parecen unas a otras, pero cada historia de amor neoyorquino en "Modern love" lo es a su manera.

Compartir el artículo

stats