Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro de Silva.

Autopsias de escritor

¿Tenía Roberto Bolaño una doble vida, promediaba entre su pareja oficial y la extraoficial, era sólo dos tercios de oficial y un tercio de extra o eran solo unas gotitas de extra en vaso frío? He leído hace poco que esto se dirimía, a petición de su esposa legal e hijos, en un juzgado catalán. Caramba. Él, que se había agotado escribiendo para dejar a los deudos una vidilla. Pero estas cosas que hacen los deudos son solo una primera cara del asunto, la segunda es lo que hace cualquier escritor con sus deudos (antes de serlo), amigos y cualquiera que se le cruza: fusilarlos (sentido figurado), trocearlos, draculizarlos, frankensteinizarlos. Así que a los escritores les está bien empleado todo lo que les hagan post mortem. También cabría pensar (una tercera cara del asunto) que si los escritores hacen lo que hacen es como venganza anticipada, dando por supuesto lo que harán deudos y allegados.

Compartir el artículo

stats