28 de julio de 2012
28.07.2012

El mundo contra Mark Cavendish

El británico es el principal favorito para hacerse con el oro

28.07.2012 | 08:40
Mark Cavendish entra primero en la línea de meta de la London-Surrey del año pasado. // Stefan Wermuth

Cavendish contra el mundo y el mundo contra Cavendish. La prueba de ciclismo en ruta es una de las más madrugadoras en Londres y arranca hoy por la mañana a partir de las 11.00 horas. El británico Mark Cavendish, actual campeón del mundo de la modalidad, parte como indiscutible favorito para subir a lo más alto del podio y culminar así una temporada histórica al convertirse en el primero en ganar el oro olímpico enfundado en el maillot arcoíris.
El circuito de Londres, de 250 kilómetros, dará cabida a 145 corredores de 65 países distintos. El trazado diseñado es el idóneo para que se produzca una llegada masiva culminada en un esprín. El ciclista de la Isla de Man, Mark Cavendish, el "hombre misil", es el velocista más en forma del momento, corre en casa, cuenta con un gran equipo y se postula como el principal candidato a lograr el oro. El campeón del mundo viene de ganar tres etapas en el Tour y tendrá trabajando a su servicio a Bradley Wiggins, Chris Froome (campeón y subcampeón de la ronda francesa), David Millar e Ian Stannard, una escuadra de ensueño. Además, Cavendish cuenta con la ventaja de conocer el terreno. El año pasado participó y ganó en la London-Surrey Cycle Classic, una carrera de trazado muy similar al de hoy.
El objetivo de los demás corredores es aguar la fiesta al equipo británico. Si finalmente hay un esprín, los grandes guepardos tratarán de arrebatarle la victoria a Cavendish. El alemán Andre Greipel llega en buena forma y también ha ganado tres etapas en el Tour, al igual que el eslovaco Peter Sagan, aunque este último correrá sin compañeros. En Londres también rodarán otros grandes esprínteres como el belga Tom Boonen, el australiano Matthew Goss, el estadounidense Tyler Farrar o el noruego Edvald Boasson Hagen.
Pero la única opción que le quedará a las selecciones sin corredores fuertes en las llegadas masivas, como es el caso de España, será endurecer la carrera y para ello, la clave está en la cota de Box Hill. Aunque el trazado elegido para los Juegos es en su mayoría llano, el pelotón tendrá que afrontar un circuito de 15,5 kilómetros en la localidad de Dorking, al que darán nueve vueltas. Allí se encontrarán la subida de Box Hill, que consta de 2,5 kilómetros al 6% de media y con algunas rampas en su inicio a más del 10%, emplazamiento apto para realizar ataques. Una vez completadas todas las vueltas al circuito, los ciclistas retornarán a Londres. Desde el último paso por Box Hill restarán 50 kilómetros hasta la meta en The Mall, punto de salida y llegada frente al palacio de Buckingham.
Los equipos con esprínteres intentarán controlar la carrera, pero con solo cinco integrantes por selección esta tarea se hará mucho más complicada y seguro que surgirán a lo largo de la prueba distintas alternativas contrarias a los intereses de los velocistas. El suizo Fabian Cancellara, actual campeón olímpico de contrarreloj, puede aprovechar su potencia en el tramo final y anticiparse al esprín. Por otra parte, Vicenzo Nibali, líder de la formación italiana, será de los que tratará endurecer la carrera en Box Hill para que muy pocos puedan seguirle atacando desde lejos.
Las posibilidades del equipo español de revalidar la medalla de oro del ausente Samuel Sánchez en Pekín 2008 han sido reducidas por culpa de las lesiones que han arrasado a los corredores dirigidos por José Luis de Santos, que acudirán a Londres sin el pasado campeón, y sin el tres veces campeón mundial Óscar Freire. La escuadra española estará formada por Luis León Sánchez, Alejandro Valverde, José Joaquín Rojas, Fran Ventoso y Jonathan Castroviejo. Su estrategia para optar a la medalla consistirá en endurecer la carrera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook