Portos multa a Cangas por colocar luces navideñas sin permiso junto a la lonja y ordena que las retire

Alega que pueden deformar los báculos y que los hechos son reiterativos a pesar de las advertencias al Concello

Alumbrado de Navidad junto a la lonja de Cangas que Portos exige retirar de las farolas

Alumbrado de Navidad junto a la lonja de Cangas que Portos exige retirar de las farolas / G.Núñez

El Concello de Cangas tendrá que retirar los elementos del alumbrado navideño instalados en farolas del tramo urbano entre las avenidas de Bueu y Montero Ríos que son competencia de Portos de Galicia y pagar una multa de entre 150 y 300 euros por haberlos colocado sin autorización. El ente autonómico le ha abierto un procedimiento sancionador con el argumento de que se ataron cables a luminarias y a la cámara de la zona portuaria, se pueden deformar los báculos y que producen un efecto visual negativo.

Además, los hechos son “reiterativos”, añade Portos en la apertura de un procedimiento administrativo sancionador que ha cogido por sorpresa al gobierno local. No ve razones para retirar una ornamentación navideña de elementos verticales y modestas dimensiones –”no se trata de arcos que atraviesen la calle y generen tensión sobre los soportes”–, del mismo tipo que en otros espacios públicos de Cangas y que no han causado problemas en años anteriores, por lo que se desconocen los motivos para advertir de esa peligrosidad. La alcaldesa, Araceli Gestido, dice que contactará con los responsables de Portos para “intentar una solución” que evite retirar el alumbrado y dejar sin efecto la multa.

Alumbrado de Navidad junto lonja de Cangas que Portos exige retirar de las farolas

Alumbrado de Navidad junto lonja de Cangas que Portos exige retirar de las farolas / G.Núñez

Desde el Ejecutivo local recuerdan que, aunque las farolas son propiedad de Portos, el Concello de Cangas se encarga de su mantenimiento y también de pagar el consumo de luz, por lo que es el primer interesado en que no sufran daños ni causen peligro para los viandantes o la circulación rodada. Además, la empresa instaladora del alumbrado navideño, Electromiño, tiene contratada una póliza de seguro de responsabilidad civil para hacer frente a cualquier contingencia o problema que pueda surgir.

Portos de Galicia insiste en la “reiteración en la comisión de hechos que se denuncian”, y alude a otras actas de infracción levantadas en el mes de agosto de 2021 y de 2022, en aquellas ocasiones “para instalar alumbrado de fiestas” del Cristo. El 14 de diciembre remitió un escrito al Concello recordándole que “los dispositivos y elementos decorativos de todo tipo que se coloquen en instalaciones e infraestructuras portuarias” deben salvaguardar esos bienes, que necesitan disponer de autorización previa y que “de recibirse nuevas actas o denuncias describiendo los mismos hechos o similares, se procederá a incoar expediente administrativo sancionador”.

Alumbrado de Navidad junto lonja de Cangas que Portos exige retirar de las farolas

Alumbrado de Navidad junto lonja de Cangas que Portos exige retirar de las farolas / G.Núñez

El ente autonómico actúa en consecuencia con aquella advertencia y propone sancionar al Concello con “300 euros y la obligación de restituir la legalidad infringida y de restituir el dominio público portuario retirando la instalación de cable enganchado a infraestructuras del puerto”. En caso de que la Administración local lo haga por su cuenta en un plazo de 15 días, se le reducirá la multa a la mitad, 150 euros. De lo contrario, lo hará Portos de manera forzosa y cobrará 300.

Se recolocarán en otras calles “si no queda otra opción”

El Gobierno de Cangas baraja el próximo lunes, día 4, o el martes 5 como fechas para encender el alumbrado navideño, y debe encontrar antes una solución para esos cinco elementos “de conflicto”. La alcaldesa, Araceli Gestido, y las concejalas Aurora Prieto, Antón Iglesias e Iria Malvido no ven razones para retirarlos de donde están, porque ya estuvieron otros años y porque no difieren de los instalados en otras calles, aunque asumen que, “si no queda otra opción”, se reinstalarán “en espacios públicos del entorno en los que Portos de Galicia no tiene competencia". Si eso sucede, una parte de la céntrica avenida de Bueu “quedará en penumbra” del alumbrado de Navidad, lo que podría influir en la actividad comercial con respecto a otros tramos del entorno. Los hosteleros ya expresaron en varias ocasiones su malestar por el canon que les cobra Portos por la instalación de terrazas en suelo de su competencia, muy por encima del que aplican otras administraciones en los alrededores. El Ejecutivo local espera no tener que llegar a esa situación de retirar el alumbrado, y se cubre de argumentos, pero reconoce que lo hará “si nos obligan a ello”.