La alcaldesa confirma que el proyecto que expropia una finca es el del río Bouzós

La consellería lo atribuía al Orxas, en Aldán, que sigue sin respuesta

Río Bouzós, antes de atravesar la calle Atranco.   | // S.Á.

Río Bouzós, antes de atravesar la calle Atranco. | // S.Á. / Cristina González

La alcaldesa de Cangas, Victoria Portas, muestra su extrañeza por la respuesta de la Consellería de Infraestructruras sobre el proyecto de mejora del río Orxas, en Aldán, del que aseguró que en la Xunta seguían a la espera de que, por parte del Concello, se enviara el proyecto con la valoración de la expropiación de una finca necesaria para trasladar la tubería del saneamiento que discurre por el cauce. Portas asegura que en la propuesta elaborada para el río Orxas no hay ninguna finca a expropiar y que se mantiene en lo dicho de que la consellería sigue sin responder al Concello sobre la misma, remitida a Augas de Galicia y que consistía en dejar abierto un tramo de 100 metros del cauce, en su tramo final, paralelo a la Casa del Mar, con el fin de poder detectar mejor los posibles vertidos y poner remedio a los constantes problemas de contaminación que están afectando a la ría de Aldán.

La consellería reconoce que efectivamente, la finca a expropiar que había planteado el Concello no era en el río Orxas, sino que era para la mejora del río Bouzós, en un tramo anterior a la calle Atranco, que el río atraviesa por debajo hasta que empieza el otro enterrado, bajo el casco urbano hasta su desembocadura. La alcaldesa reconoce que con respecto a este proyecto y la expropiación de la finca no se ha podido avanzar nada. La intención del Concello era retirar ese tramo de la red de saneamiento que discurre por el cauce, y pasarlo por esa finca de forma subterránea. Asegura que ese tramo de tubería está provocando vertidos.

De todas formas desde la Consellería de Infraestructuras insisten en que el Concello no presentó ningún proyecto para el río Orxas.

Lo cierto es que el verano está a la vuelta de la esquina y la situación del Orxas poco ha mejorado, salvo la subsanación de la bolsa de fecales detectada bajo la Casa del Mar, por la rotura de la red de saneamiento; y otros focos de vertidos. Pero la solución global al Orxas sigue sin llegar y sin que las administraciones se pongan de acuerdo.