El Cine Club proyecta cuatro de los cortos nominados a los premios del cine español

La sesión se celebra hoy en el Auditorio Xosé Manuel Pazos Varela

Una secuencia de “Cuerdas”.

Una secuencia de “Cuerdas”. / Fdv

Cangas vive hoy una noche de Premios Goya gracias a la programación del Cine Club que dedica su sesión de este viernes, a la proyección de cuatro de los cortos nominados a los premios de la Academia de las Ciencias Cinematográficas de España en las secciones de corto de ficción y de animación. Los premios del cine español se entregan este sábado en el Auditorio Andalucía de Sevilla, pero hoy, el público cangués a las 21:00 horas, en el Auditorio Xosé Manuel Pazos Varela, podrá ver cuatro de los 15 trabajos nominados en la sección de cortos que optan al palmarés.

Noche de Goya en el cine de Cangas

Captura del corto "La prima cosa" / Fdv

Así, se proyectan “Arquitectura emocional 1959”, de León Siminiani; “Cuerdas”, de Estíbaliz Urresola Solaguren y “La Entrega”, de Pedro Díaz. Entre los nominados a mejor cortometraje de animación, el Cine Club Cangas proyecta “La prima cosa”, de Omar Al Abdul Razzak.

Noche de Goya en el cine de Cangas

Secuencia de "La Entrega". / Fdv

Este último corto (2021), de 18 minutos de duración, retrata la amistad entre Kookoo Rikoo, el único payaso árabe cristiano ortodoxo israelí y una niña siria superviviente de la guerra.

Por su parte, “Cuerdas” (2022), que fue Mejor corto en los Premios Foqué del año pasado, trata en sus 30 minutos de duración, sobre Rita, integrante de un coro que corre peligro de disolverse. Perdieron la subvención que les permitía alquilar un local de ensayo y el grupo tiene que decidir si acepta o no el patrocinio de la empresa que causa la contaminación en el valle.

Noche de Goya en el cine de Cangas

Captura de "Arquitectura emocional 1959" / Fdv

Bajo el título de “Arquitectura emocional 1959” retrata a Sebas, de 18 años; y Andrea, de 19, que comparten estudios de Filosofía y Letras y surge entre ellos una relación de amor en el curso 58-59. Su diferencia de clase y la galopante politización de ella, agrandan las diferencias hasta provocar la ruptura a comienzos del verano. Pero algo que podría tener que ver con la arquitectura interviene para reescribir el destino de su relación.

“La Entrega”, también finalista en los Premios Mestre Mateo, trata de Armando, de 80 años, al que un trauma le impide salir de casa desde hace una década. Su único contacto con el exterior es través del repartidor a domicilio que le lleva los pedidos que manda su hijo desde el extranjero.