Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Para no perderse en el Casco Vello

Catorce espacios representativos del centro histórico de Cangas estrenan señalización en paneles de acero cortén y códigos QR que funcionan en el móvil a modo de audioguía

Excolegiata de Cangas y fuente de Santiago, con los nuevos paneles informativos a sus pies. | // G.N.

Sobrado de atractivos, el rico conjunto histórico de Cangas era pobre en señalización, lo que dificultaba a sus visitantes conocer mejor lo que se ofrece y ponerle nombre. La situación ha cambiado desde hace unos días con la instalación de 14 paneles realizados en acero cortén, con ilustraciones y algunos apuntes en idiomas gallego y castellano. A esa oferta se une el inglés, que se incluye entre las opciones de la audioguía a la que se accede desde el teléfono móvil. La edila de Cultura e Turismo, Aurora Prieto, da por bien empleados los 16.308 euros recibidos del Plan Concellos, que reparte la Diputación de fondos europeos. Estos son algunos de los datos y curiosidades que aporta a los visitantes.

Fuente de Santiago. Castelao decía del autor: “Cerviño fue genial, revolucionario, capaz de transformar cruceiros en grandes calvarios, al estilo de los que se levantan en la Bretaña. Estaba poseído por su genialidad, hasta el punto de ser más caro por el vino que bebía que por el dinero que cobraba”. El estado de deterioro en que lo contemplamos hoy en día es consecuencia de la castración por uno de los curas de la época y de los repetidos actos de vandalismo. El motivo de representar a Santiago Matamoros se origina en la supuesta participación del Apóstol Santiago en la batalla de Clavijo, y es propagandístico. Su participación en la batalla es una leyenda que buscaba que la población se animara a lucha contra los musulmanes bajo el espíritu de la guerra santa, con la promesa de ganar el paraíso”.

La concejala Aurora Prieto, con miembros de A Citania en los jardines de Félix Soage.   | // FDV

La concejala Aurora Prieto, con miembros de A Citania en los jardines de Félix Soage. | // FDV

Plaza de abastos. Cuando las noticias llegaron a oídos de Félix Soage, rapidamente ordenó la redacción de un proyecto para la construcción de un mercado en la zona más céntrica de la villa, cerca del puerto, donde poder vender al resguardo de las inclemencias del tiempo. En el proyecto figuraba la creación de puestos para la fruta, vegetales, carnes, salados, pescado fresco y cámaras frigoríficas. Las obras de iniciaron en 1923 y fueron integramente financiadas por él. El edificio está considerado como un monumento arquitectónico de principios del siglo XX. Muestra una distribución muy característica, con los puestos de venta de pescado fresco en la zona central y las carnicerías y fruterías en los laterales. Félix Soage murió antes de que el mercado de abastos quedara finalizado. Aún así, su pueblo le hizo ver su agradecimiento con múltiples homenajes, a los que él respondió: “Es para mí un motivo de satisfacción que las obras sean consideradas útiles para los habitantes de mi villa natal. Estas obras son para mí una de las más gratas aspiraciones”.

Excolegiata de Cangas y fuente de Santiago, entre los espacios públicos señalizados.   | // G.N.

Excolegiata de Cangas y fuente de Santiago, entre los espacios públicos señalizados. | // G.N.

Eirado do Costal. Es la plaza mejor conservada de la zona histórica de Cangas. Originalmente era el límite de la parroquia de Cangas, que terminaba en la “viña de Joan do Costal” y comenzaba en una piedra que hay en el mar que hacía de división entre San Salvador de Coiro y Darbo.

Panel informativo a las puertas de la plaza de abastos. | // G.N.

Escultura A Volta do Mar. El artista Xoán Piñeiro, nacido en O Hío en 1920, realizó esta hermosa escultura en 1952. Está trabajada en un bloque cúbico de granito sin labrar, como homenaje a las gentes del mar.

“Poner en valor el rico patrimonio de la villa”

La puesta en valor del Casco Vello de Cangas a través de este proyecto de señalización de sus espacios más representativos es posible con una ayuda económica de la Diputación destinada a rehabilitar y ensalzar el patrimonio histórico y cultural. El Concello lo adjudicó a la empresa A Citania por 16.308 euros, y los operarios ya han concluido la colocación de 14 paneles informativos de diferentes formatos, realizados en acero cortén, con ilustraciones antiguas y actuales de estética retro y textos en gallego, castellano e inglés, además de códigos QR que podrán leerse con el teléfono móvil a modo de audioguía, para que nadie quede excluido. La actuación “contribuirá a poner en valor el patrimonio cultural e histórico de la villa”, destacó la concejala de Cultura e Turismo, Aurora Prieto, en su presentación. Entre los lugares señalizados figuran el barrio de Outeiro, el lavadero de Fonte Ferreira, la excolegiata, las casas de patín, la plaza de abastos o las esculturas en los jardines de Félix Soage.

Compartir el artículo

stats