Una joven de 22 años, vecina de Cangas, fue trasladada a un hospital de Vigo para ser tratada de las heridas y magulladuras que sufrió tras salirse de la vía, en Darbo, el vehículo en el que viajaba como acompañante. El conductor, también natural del municipio, no necesitó atención médica, según señalan fuentes de los equipos de emergencias.

El siniestro sucedió en torno a las diez de la noche del domingo, cuando un turismo Toyota circulaba en sentido Aldán-Cangas y se salió de la vía, por la derecha, entre el acceso al atrio de Santa María de Darbo y el centro de atención a mayores Sanidia, empotrándose contra uno de los coches estacionados en el arcén y provocando un alcance en cadena que afectó a otros dos. Al lugar acudieron efectivos de la Policía Local, del Grupo Municipal de Emerxencias-Protección Civil y de una ambulancia del 061 que se encargaron de atender a los accidentados y de trasladar a la mujer herida. Los agentes municipales realizaron pruebas de alcoholemia al conductor, con resultado negativo, y se baraja el despiste como causa de la colisión.

Por otra parte, una patrulla de la Policía Local identificó a un conductor de 51 años, natural de Cangas y residente en Bueu, que circulaba de forma errática la noche del viernes al sábado. Se le practicó un control de alcoholemia, con resultado superior a 0,60, más del doble del máximo permitido.