Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luis Kleiser Cantante y guitarrista de The Kleejoss Band

“Cantar en castellano sirve para dar más valor al mensaje y acercarnos más a la gente”

The Kleejoss Band, con Luis Kleiser, en el centro.

The Kleejoss Band, con Luis Kleiser, en el centro. Jaime Oriz

The Kleejoss Band son sin duda una de las mejores bandas del rock español y este sábado regresan a Cangas. Vienen con nuevo disco, en el que mantienen su estilo con la novedad de las letras en castellano. Un paso coherente y acertado. El concierto será en Salasón a las 20.00 horas.

–Llegan a Cangas para presentar su nuevo disco, “Maleza”, en el que incluyen una fantástica canción titulada “Las canciones no esperan”. Pero la verdad es que la pandemia nos ha hecho esperar, y mucho, por la música en directo y las canciones. ¿Cómo llevaron la espera?

Lo llevamos mal, como todos, supongo. Tener una banda que no toca ni sabe cuándo podrá hacerlo, sin objetivos claros… Hubo momentos de desánimo; cada cancelación caía como una losa. Pasamos meses sin escribir canciones y prácticamente sin ensayar. Una banda en coma, vaya. Ahora que podemos volver a tocar nos sentimos muy afortunados de poder seguir haciendo lo que nos gusta y de volver a ver a los buenos amigos que hemos ido haciendo en las diferentes ciudades durante nuestra trayectoria. Admito que los conciertos siguen teniendo una onda extraña al ver a la gente sentada y con mascarillas, pero también es verdad que te escuchan con más atención y que se convierte en algo más íntimo y personal. Como siempre, seguimos mirando el lado positivo.

–La pandemia influyó en la grabación del disco, que inicialmente iba a ser en Muriedas con Hendrik Röver. ¿Cómo se las tuvieron que arreglar para grabar “Maleza”?

–Lo hicimos en casa ante la imposibilidad de movernos. Grabamos con Rafa Domínguez en su estudio de Zaragoza. Es un buen amigo y hemos trabajado otras veces con él, así que estábamos tranquilos. Enfocamos el disco de forma distinta: Hendrik y Rafa tienen formas de trabajar diferentes y siempre buscamos sacar lo máximo del sitio donde vamos. Lo cierto es que lo vivimos bastante bien, no frustrados sino como una oportunidad de escuchar nuestras canciones de otra manera. Nos queda mucho recorrido así que volveremos a Guitar Town con Hendrik en algún momento.

–Los títulos ya son indicativos del cambio más importante: dejan atrás el inglés y se pasan al castellano. ¿Cómo se sienten con este cambio y por qué ahora?

Nos dimos cuenta de que la inmensa mayoría de la gente no hacía mucho caso a nuestras letras. Las canciones tienen música pero se cantan cosas y tienen su importancia. También habíamos sentido muy lejos a nuestro público por la falta de conciertos. Nos pareció que cantar en castellano era matar dos pájaros de un tiro: darle más valor al mensaje y acercar nuestras historias a la gente. Fue más rápido de lo que pensábamos y ahora no me imagino esas canciones en otro idioma.

–¿Le ha costado encontrar su propia voz en castellano?

Escribir las primeras canciones en castellano fue difícil. El inglés es más simple de encajar en la música y camufla el mensaje. Cantar en castellano hace que tengas que ser más cuidadoso con lo que dices y cómo lo dices. Una letra como la de “Love me do” de los Beatles nadie se la traga en nuestro idioma. Aunque nuestro estilo no cambia sí que hace que revises más cada palabra. Cantar fue más sencillo porque sólo se cantar a mi manera y no tengo otra. ¡Así que no había opción! Sí que noté que el castellano no me exigía notas tan altas por lo que en directo aguanto mejor. ¡Todo son ventajas!

–A lo mejor es porque uno busca inconscientemente referencias y alusiones a estos tiempos, pero las letras parecen muy acordes a la situación que nos toca vivir. Temas como “Maleza” o “Malvenidos” transmiten una especie de lucha y espíritu de supervivencia ante las adversidades, muy necesarios en esta época pandémica.

Tiene razón, aunque el germen de esos temas es prepandemia. Tienen más que ver con nuestra propia supervivencia como banda. Siempre hemos tenido que luchar y sudar cada paso y eso es así desde nuestros inicios. Y sin embargo aquí seguimos año tras año publicando discos y girando pese a ser una banda pequeña. La pandemia es un problema más, pero se irá y aparecerán otras dificultades. Nos tocará seguir remando y estos temas seguirán teniendo sentido porque todo el mundo vive su propia guerra. La gente escuchará “Malvenidos” dentro de 10 ó 20 años y entenderá perfectamente de lo que hablamos.

–En “Anónimo campeón” dejan otra perla: “As imbatible/ laurel por ser el mejor/ en el inservible arte de tener razón”. Parece una vuelta de tuerca a las previas y contundentes “Son of a bitch” y “Keep on hating me” de “Inception” y “El Secreto”.

Puede ser. Aquí tratábamos de explicar la influencia de las redes en la música y en nuestras vidas. El comportamiento estúpido de la victoria del zasca en lugar de tratar de comprender otros pensamientos y discursos. Tener razón es de las cosas más satisfactorias para el ser humano, pero sirve para poco más que poder presumir de ello. Hay que intentar ser más constructivos.

–El disco deja también algún sentido homenaje, como “Radio Amiga” o “Revólver”, por la tienda de discos de Barcelona. Aquí al lado, en Vigo, tenemos a Elepé, que resiste desde 1978 y que a lo mejor también conoce. ¿Qué le movió a escribir esas dos canciones?

Somos fans de la música antes que músicos. Crecimos escuchando radio de calidad y educando nuestro gusto en tiendas de discos, hablando con sus dueños. Escribimos canciones de cosas que nos emocionan para bien o para mal y las tiendas de discos son lugares sagrados para nosotros. Cachi era un gran locutor de radio en Zaragoza y llevó programas míticos. Falleció a finales del 2020 y merecía nuestro homenaje. Revólver es nuestra casa en Barcelona y le debíamos una a Jesús tras cancelar un show para el aniversario de su tienda por problemas personales. No es la primera vez que escribimos sobre una tienda de discos: hicimos Plasticland en honor a una pequeña tienda en Zaragoza que ya cerró. Ya se sabe que no hay dos sin tres y somos amigos de Jesús de Discos Elepé de Vigo, así que quién sabe cuándo escribiremos una sobre su maravillosa tienda.

– Seguro que cuando trabajaron con Hendrik en “El Secreto” insistiría en su famoso y acertado mantra de que “el rock americano es posible en castellano”. ¿Cómo ha llevado Hendrik no ser el productor de “Maleza”?

¡Por supuesto que insistió! Si nos atrevimos al cambio es en parte culpa suya y le estamos agradecidos por ello. Si conoces a Hendrik sabes que es un tipo pragmático que no va a perder ni un minuto de su vida en lo que podría haber sido. Así que seguro que lo de no grabar “Maleza” lo ha llevado de maravilla.

Compartir el artículo

stats