Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un siglo en plena forma y con ganas de más

Los responsables de Casa Quintela y trabajadores, ayer celebrando el 100 cumpleaños. Gonzalo Núñez

La pandemia y las restricciones sanitarias obligaron a retrasar una celebración que tendría que ser el 19 de junio. Pero lo importante es que finalmente pudo organizarse y el restaurante Casa Quintela festejó ayer su entrada en la selecta lista de los establecimientos centenarios

El restaurante Casa Quintela, en Bueu, celebró ayer sus 100 años. Un siglo al que llega en plena forma y con ganas de más y con mucho rock’n’roll en el cuerpo. El establecimiento, que se une a la exclusiva relación de restaurantes centenarios, celebró ayer su cumpleaños con música en directo y con una amplia variedad de comida y pinchos en la calle. Tortilla, empanada, jamón, croquetas... Y en una celebración así no podía faltar una de las especialidades de la casa, los callos de la abuela Victorina, fundadora junto a su marido Juan Antonio Quintela de este negocio en el año 1921.

La celebración tuvo lugar al aire libre, delante del propio local, que se encuentra en la céntrica calle peatonal Eduardo Vincenti. No siempre estuvo aquí. Originalmente la “casa de comidas” que fundaron Juan Antonio Quintela y Victorina González se encontraba en Petís. Poco después se trasladó a Eduardo Vincenti, pero a otro bajo. Fue a principios de la década de 1930 cuando se asentó en su actual emplazamiento.

El grupo musical que puso ambiente a la fiesta. Gonzalo Núñez

El negocio está dirigido actualmente por la tercera generación familiar, con Antonio “Toño” Quintela al frente. Antes de dar paso a la música quiso acordarse en un breve discurso de sus abuelos y sus padres, así como de todos los vecinos de Bueu que encontraron en Casa Quintela “su segundo hogar”. Unos agradecimientos en los que también hizo especial mención a los residentes de la calle y al Concello de Bueu por su colaboración.

La fiesta continuó con música, con las actuaciones del trío Adolfo FH y la posterior aparición de la comparsa Vou nun Bou, unos habituales de la casa y que no desaprovecharon la ocasión para cantar unas letrillas.

Compartir el artículo

stats