Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las limitaciones del Camiño Real: A Garita solo para residentes y sin coche a la punta de Rodeira

La rúa Garita, que discurre pegada al colegio Casa de la Virgen,  hacia la punta de la playa de Rodeira., llena de coches.   | // G.N.

La rúa Garita, que discurre pegada al colegio Casa de la Virgen, hacia la punta de la playa de Rodeira., llena de coches. | // G.N.

El último tramo del Camiño Real en Rodeira, en Cangas, un camino diseñado en toda su extensión desde O Con en Moaña con la nueva filosofía de movilidad con preferencia de uso peatonal y de bicicleta, ha generado un conflicto en el cruce del colegio de la Casa de la Virgen en donde la pintura azul que marca esa preferencia, no ha dejado espacio en la rúa Garita para el doble sentido de circulación de los vehículos como hasta ahora y el Concello se ha visto obligado a prohibir el acceso desde la avenida de Ourense excepto para residentes. El problema es la presencia de este colegio en donde estudian cientos de niños de Cangas y de Moaña cuyas familias utilizan el coche para dejarlos o recogerlos y generan situaciones de taponamiento al estacionar en las márgenes.

Ayer mismo el Concello ya colocó la señal de prohibido en el sentido ascendente de la rúa Garita, por lo que los vehículos tenían que acceder, haciendo un rodeo, por el Camino Vello. Esta situación, además de crear malestar entre los padres, también lo ha generado entre los vecinos porque se trata de un vial muy estrecho para semejante volumen de tráfico y, para nada, el Camiño Real les aporta ese calmado de tráfico que pretende.

El jefe de la Policía Local de Cangas, Alberto Agulla y la concejala de Obras, Ingrid Loredana, se reunieron el martes con estos vecinos para explicarles los cambios, y ayer tocó hacerlo con la dirección y la Asociación de nais e pais (Anpa) del colegio Casa de la Virgen, a los que pidieron su colaboración para acometer cambios en el colapso de tráfico que generan las familias de los alumnos.

Señal de prohibido, salvo residentes, en el inicio de la rúa Garita desde la avenida de Ourense. | // G.N.

Lo que se les trasladó, dice Agulla, es el problema de convivencia que están generando los padres a la hora de estacionar bloqueando el Camino Vello e incluso ocupando la zona azul y arena de preferencia peatonal. Desde el Concello se les planteó que iban a ser intransigentes con el cumplimiento de la normativa, que impide estacionar, e imponer multas, por lo que se pidió colaboración por parte de la comunidad educativa para establecer posibles alternativas.

Propuestas en el colegio Casa de la Virgen

Una de las propuestas que se planteó en la reunión por parte del Concello es que desde el centro se conciencie a las familias, sobre todo a las de los niños de primaria y secundaria, para implantar el sistema conocido como “bica e arrinca” de dejar a los niños y arrancar el coche, siempre con la presencia de un profesor delante, para no generar retenciones, o establecer horarios escalonados. Como solución para los niños más pequeños, que sí deben de ir de la mano de familiares, desde el Concello se planteó la posibilidad de que el colegio habilite una zona de maniobra dentro del recinto para acceder los padres. Agulla asegura que ellos no pueden decir al colegio qué hacer dentro, pero entiende que hay espacio suficiente para habilitar un espacio así, además de que tienen la ventaja de poseer una entrada y una salida independientes para peatones y para vehículos, El jefe de la Policía Local asegura que estos cambios en el tráfico no son un capricho sino que vienen impuestos por el proyecto del Camiño Real.

Circulación de vehículos junto al colegio Casa de la Virgen. G.N.

Dirección y Anpa quedaron en estudiar las alternativas, y pidieron al Concello solución al paso de algún autobús o de los camiones de reparto que tienen que llegar al colegio. Ayer mismo y debido a los tacos de goma que delimitan la zona peatonal de la calzada, un camión quedó atrancado. El jefe de la Policía les planteó la posibilidad de que cuando vaya a acudir un autobús por algún servicio escolar o los camiones de reparto se pare la circulación para evitar que queden bloqueados si hay estacionado algún coche.

Agulla asegura que dejaron claro que por parte del Concello se va a echar una mano para que los padres no tengan problema para dejar a los niños en el colegio, pero insiste en que no pueden generar un problema de convivencia con los vecinos del Camino vello “por lo ue vamos a actuar haciendo cumplir la ley de que no se puede aparcar”.

No se podrá llegar en coche hasta la punta de Rodeira

La restricción del acceso solo para residentes en la rúa Garita, para hacer compatible el uso del vial con el trazado del Camiño Real y queda solo con sentido descendente, impedirá llegar en coche hasta la punta de la playa de Rodeira, en la zona conocida como A Garita, como hasta ahora. Quienes quieran acudir a esta punta de la playa, la zona más próxima para estacionar el vehículo es junto a los campos del keniata, asegura Agulla, quien añade que sdemás de para residentes, e permitará también el acceso a discapacitados.

Pintado de senda hasta la playa de los Alemanes

Por otra parte, el Concello va a proceder con fondos propios a dar continuidad a la senda peatonal en A Garita hasta la playa de los Alemanes, pintando también en color la distancia hasta el arenal. El jefe de la Policía asegura que es lo más normal para unir los dos paseos, que de lo contrario quedan cortados.

Compartir el artículo

stats