El comité clínico que asesora a la Xunta de Galicia acaba de rebajar las restricciones en Cangas, que desde este sábado pasará al nivel medio bajo. La villa, que hace dos semanas estaba en alerta alta ha ido mejorando paulatinamente sus datos de la pandemia y hoy mismo el mapa del Sergas registra solo 29 contagiados de COVID-19, 11 de ellos en la última semana. Esto implica que este fin de semana la hostelería de Cangas podrá atender al 75% de sus mesas en el exterior y al 50% en el interior de los establecimientos.

Otra buena noticia que dejó la reunión del comité clínico es que Moaña, pese a la escalada de contagios de la pasada semana, salva la adopción de medidas más duras. Desde el sábado los positivos en Moaña se relajaron llegando hoy a 39 casos. Por lo tanto las autoridades sanitarias mantienen a Moaña, igual que a Bueu, en el nivel medio de restricciones. Los hosteleros moañeses temían que les obligasen a cerrar el interior de los locales, lo que sería un golpe económico muy duro para buena parte del sector.