Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El IES María Soliño continúa sin luz desde el miércoles y hay problemas para la matrícula de ABAU

La falta de energía eléctrica impide el acceso a internet y dificulta los trámites administrativos

IES María Soliño, en un simulacro de incendio.   | //

IES María Soliño, en un simulacro de incendio. | //

El IES María Soliño continúa sin luz desde el pasado miércoles y no hay perspectiva de una solución rápida, según indican los padres de alumnos que manifiesta su incredulidad ante esta situación. Afirman que desde la dirección del centro se comunicó que la falta de electricidad se debía a una gran avería en el transformador del centro que, al menos eso fue lo que comunicó la compañía eléctrica. Los padres no salen de su asombro.

Consideran que sus hijos, sobre todos los de último curso, se encuentran en una situación crucial para su futuro. Comentan que ayer finalizó el plazo de inscripción para ABAU. y que los ordenadores del centro no funcionaban y se corría el riesgo de que alumnos quedaran sin matricular por culpa de este problema que deja sin suministro eléctrico a todo el centro e impide el trabajo diario, tanto en el ámbito administrativo como en docente.

Los padres no entienden como desde la empresa eléctrica no se plantea la posibilidad de instalar un transformador portátil que permitiera al centro continuar con su actividad normal. Numerosas actividades escolares se tuvieron que suspender por falta de energía eléctrica. Aseguran que muchos trabajos del personal docente y no docente se está solventando gracias a los ordenadores portátiles particulares que llevan al colegio, pero que también tienen sus limitaciones debido a que no se pueden cargar en el centro. Manifiestan que al igual que el IES María Soliño, el centro Juan XXIII debe afrontar los mismos problemas, aunque es verdad que nadie de este centro se quejó.

La semana pasada, cuando ya llevaban dos días sin energía eléctrica en el centro, los profesores dejaron constancia de de su malestar en las redes sociales, donde ya hacía constar que habría problemas para realizar las matrículas de ABAU por la falta de conexión a internet. En ese momento se esperaba que la avería se pudiera arreglar el fin de semana, pero no fue así. Hay aulas que dan para el bosque en las que se hace difícil dar clase, porque apenas hay luz natural, según comentan los propios padres. La educación es una competencia de la comunidad autónoma, que debería ser más ágil en un problema como el que surgió en el IES María Soliño. Lo cierto es que tampoco el Concello de Cangas tomó cartas en el asunto. La concejala de Educación, Ingrid Loredana, tratará de ponerse en contacto hoy con la Consellería de Educación, con el fin de conocer de primera mano la situación y saber hasta donde llega el problema del transformador.

El curso tiende a su fin y los problemas administrativos que genera el suministro de energía eléctrica son cada vez más, porque hay que tener en cuenta que no solo no funciona internet, sino que tampoco se pueden hacer copias, porque la copiadora tampoco lo hace.

Este hecho impidió ya que se tuviera que suspender al menos un examen, según señalan los padres de alumnos, más que quejosos con esta situación.

Compartir el artículo

stats