Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La humanización de San Martiño se realizará en piedra, sin colores

Recreación de cómo quedará el entorno de San Martiño   | // UN+UN ARQUITECTOS

Recreación de cómo quedará el entorno de San Martiño | // UN+UN ARQUITECTOS

El concejal de Mobilidade de Moaña, Rodrigo Currás, ya recibió el levantamiento topográfico de los viales y recintos objeto del proyecto de humanización y puesta en valor del entorno de San Martiño, por lo que, asegura, los arquitectos del estudio contratado, tienen ahora dos meses para la redacción del proyecto. Se trata del estudio “UN+UN Arquitectos”, con sede en Cangas, e integrado por el arquitecto moañés Roi Abal; el cangués Arturo Lagoa y Mario Fernández, de Bueu. En este sentido, el concejal también aprovecha para responder a las críticas del PP de que se encargaban los proyectos del Concello a profesionales de fuera, y asegura que hubo proyectos que se contrataron a técnicos de la zona “y no por ello, la oposición ha sido más respetuosa”.

Otro detalle del proyecto de humanización. | // UN+UN ARQUITECTOS

Por lo que respecta al proyecto, el ámbito abarca 9.000 metros cuadrados que se extienden por el entorno de la iglesia de San Martiño, con la puesta en valor del conjunto que forman esta iglesia románica del siglo XIII, los cruceiros y las diferentes construcciones de la zona, que forman un núcleo histórico de importancia, de hecho es la cuna del municipio. El proyecto está incluido en el Plan de Movilidad Sostenible de Moaña y la intervención se extiende por los dos accesos al cruceiro de la zona hasta pasada la antigua rectoral, cerca del lugar de O Outeiro. La intención es reforzar el carácter peatonal, no siguiendo el estilo aplicado en el Camiño Real, en Tirán, con utilización del color, si no con la pavimentación en piedra de los principales viales en el entorno de la iglesia y eliminando visualmente el impacto de instalaciones, como las eléctricas, o cualquier elemento menos amable, tal y como explica Roi Abal.

La actuación se llevará principalmente sobre tres ramificaciones de viales en lo que es el entorno de la iglesia. Se intentará enterrar el suministro eléctrico que se pueda, “porque siempre tiene que haber cableado aéreo”, así como mejorar el saneamiento con la separación de la red de pluviales y fecales. La iluminación se mejorará para dar seguridad al tráfico y al peatón, que tendrá siempre preferencia en el viario de carril único, a sabiendas que la circulación tiene que seguir porque además hay una escuela de música a donde tienen que llegar los coches..

Lo que se haga en San Martiño se podrá extrapolar después a otros núcleos como Tirán o Meira.

Compartir el artículo

stats