Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vecinos del centro rechazan el ascensor en A Martinga que propone el Concello de Moaña

Asamblea, esta semana, de la asociación vecinal en el patio del CEIP Reibón. |   // SANTOS ÁLVAREZ

Asamblea, esta semana, de la asociación vecinal en el patio del CEIP Reibón. | // SANTOS ÁLVAREZ

El anteproyecto con el que trabaja el Concello para mejorar la movilidad entre la parte alta y baja del casco urbano moañés se ha encontrado con el rechazo de los vecinos del centro a parte de sus propuestas. La intención inicial es humanizar con una plataforma única 200 metros de la calle Ramón Cabanillas y habilitar dos elevadores que conecten esta vía con el barrio de Quintela. Esta semana la Asociación de Veciños A Praia-A Seara mantuvo una asamblea que concluyó su posición en contra de la propuesta del elevador que se instalaría en el entorno del lavadero de A Martinga, alertando de que “afectaría negativamente a viviendas particulares”.

En cuanto a la humanización, el colectivo reafirma su posición de humanizar mediante una plataforma única de uso compartido con prioridad para peatones y ciclistas sobre el transporte a motor toda la calle Ramón Cabanillas al completo, y no solo un tramo de 200 metros.

Entre las conclusiones, insisten los vecinos en la reclamación histórica de recuperar toda la red de caminos y senderos del barrio, en apuesta por la “movilidad no contaminante, sostenible y en base al transporte público”. En este sentido, piden poner en valor los caminos de O Xaldeiro, A Martinga, las escaleras de A Miranda o el camino de A Lagarteira. Entre otras mejoras piden la limpieza y puesta en valor del espacio abierto pegado al Concello Vello y que se mantenga el buen ritmo en la estrategia de recuperación integral del sendero del río Rialdarca.

A Praia-A Seara también se suma a las protestas por el cierre de la próxima oficina bancaria de la calle Ramón Cabanillas.

Compartir el artículo

stats