Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hosteleros apoyan las bases de las ayudas COVID que deberán lucir en un cartel

Coral Ríos se reunió con las tres asociaciones | A petición de la alcaldesa, se propone que las asesorías se reúnan con la interventora para saber qué documentación aportar

El gobierno de Moaña BNG-PSOE se llevó la primera aprobación del sector de la hostelería a las bases elaboradas para el reparto de ayudas a los negocios afectados por los cierres temporales impuesto debido al COVID-19, entre los que están, además de los locales de hostelería, las agencias de viajes, gimnasios y similares. Las bases fueron presentadas ayer en una reunión presidida por la concejala de Promoción Económica, Coral Ríos, en la que eso sí, asegura que la Asociación de Hostelería de Moaña se mostró muy enfadada porque se había invitado a las otras dos asociaciones, la de hostelería Asemmo y la de comerciantes, Acimo, aunque Ríos les explicó que se hizo así porque no todos los hosteleros están en la primera de las asociaciones y también los hay en las otras.

Una de las manifestaciones que protagonizaron los hosteleros en Moaña.

De igual forma, la Asociación que preside Melania Pena y de la que es tesorero Pablo Piñeiro que en la gestora ejercía de portavoz, dejaron sentir su malestar por la aprobación por parte del Concello de una indemnización de 45.000 euros a la concesionaria de la piscina por los daños por el cierre de las instalaciones debido al COVID. La concejala asegura que les explicó que se vieron obligados a esta indemnización por el propio decreto del estado de alarma que contemplaba esas indemnizaciones.

Cartel que deben lucir los hosteleros que reciben ayuda en sus locales.

Salvo en dos detalles mínimos para cambiar unas palabras en los epígrafes por parte de esta Asociación, la concejala asegura que los tres colectivos dieron el visto bueno a las bases y que a petición de la alcaldesa, Leticia Santos, se les propuso una reunión de las gestorías y asesorías de estos negocios con la interventora para que les explique toda la documentación que hay que aportar para liquidar las ayudas, contempladas en un paquete de 100.000 a repartir entre todas las solicitudes. En la reunión también se trató del cartel que todos los establecimientos que reciban estas ayudas tendrán que colgar en sus paredes.

Coral Ríos insistió a la Asociación de hostelería, que ha cogido mucha fuerza en el sector, que también será invitada a la reunión cuando se presenten los bonos al comercio.

Fervenza reprocha el “regalo” de dinero a la piscina

El malestar por la indemnización de 45.000 euros a la concesionaria de la piscina de Moaña por parte del Concello estuvo muy presente en la reunión de ayer con los hosteleros y sigue latente entre los grupos políticos. El portavoz del PP, José Fervenza, insiste en rechazar esta indemnización, como así manifestó en el pleno, y dice que se trata de una “ayuda de Estado por parte del ayuntamiento a una empresa que tiene una concesión”. Añade que le sorprende que la alcaldesa justifique esta ayuda de Estado por la amenaza de una denuncia por parte de la multinacional y se pregunta si siempre cede cuando recibe una denuncia o solo cuando viene de una empresa grande que no es de Moaña. Añade que las ayudas del Estado son una forma de intervención de los poderes públicos en la economía y por regla general están prohibidas por el artículo 107 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, aunque en el momento de la pandemia se han relajado esas prohibiciones. Dice que lo que tiene que hacer el Concello es elegir a quien ayudar: a los comerciantes y autónomos de Moaña o a las multinacionales de fuera de Moaña. Tiene claro que esta ayuda a la concesionaria no está justificada, es un regalo que se podía destinar a los comerciantes y se pregunta por qué esa agilidad en pagar a una multinacional cuando no se ha dado ni un euro a las empresas locales.

Compartir el artículo

stats