Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La comarca llegó a la crisis del COVID-19 con una riqueza creciente de 1.300 millones al año

En los últimos dos ejercicios el PIB morracense había aumentado en más de 133 millones de euros | Marín es, con diferencia, el municipio más rico seguido por Cangas | La producción por habitante alcanzó los 16.153 euros anuales

La industria naval es la que más riqueza aporta al PIB de O Morrazo tras los servicios. |   // GONZALO NÚÑEZ

La industria naval es la que más riqueza aporta al PIB de O Morrazo tras los servicios. | // GONZALO NÚÑEZ

Un trabajador en un astillero de Moaña. | // GONZALO NÚÑEZ

La riqueza de la comarca se encontraba en pleno crecimiento durante los últimos años, entre la salida de la gran recesión y el comienzo de la pandemia de COVID-19. Precisamente la crisis sanitaria global ha cortado en seco esta progresión. Los datos bianuales que hizo públicos ayer el IGE (Instituto Galego de Estatística) reflejan que el ejercicio 2019 había finalizado con un PIB (Producto Interior Bruto) de casi 1.320 millones de euros, lo que supuso un crecimiento de la riqueza que genera la economía local de 133,7 millones de euros con respecto al año anterior.

En lo que corresponde a la riqueza por habitante el PIB per cápita de O Morrazo había crecido en 1.722 euros en dos ejercicios, llegando a una media de 16.153 euros por habitante si el reparto fuese idéntico.

Por municipios, se destaca claramente Marín, con un PIB de casi 502 millones de euros cada año. Por habitantes, a cada marinense le corresponderían 20.932 euros al año, muy por encima de sus paisanos del resto de la comarca.

Le sigue, a bastante distancia, Cangas, con un PIB de 390 millones de euros cada año y una riqueza por habitante de 14.873 euros por ejercicio. En números absolutos el tercer puesto correspondería a Moaña con más de 257 millones de euros de riqueza generada anualmente. Sin embargo, en valores relativos, los moañeses tienen menos dinero que sus vecinos de Bueu. Así, mientras en el primer caso se crea una riqueza de 13.290 euros por habitante cada año, en el caso de Bueu esta cifra escala hasta los 14.047 euros.

Eso sí, al tener menos población el PIB absoluto de Bueu es claramente el más pequeño de todo O Morrazo, con “apenas” 170 millones de euros al año de riqueza, por lo menos antes de que la pandemia hiciese su aparición para destrozar cualquier previsión económica.

El sector que, de largo, emplea a más personas en O Morrazo es el sector servicios y también el que más riqueza crea. Le sigue la producción industrial. En concreto la especialización productiva de la comarca por volumen de euros generados es la “fabricación de material de transporte y grandes reparaciones industriales”, lo que pone del relieve el peso de los astilleros en la economía de la zona y explica también la posición predominante de Marín en cuanto a su aportación al PIB.

Hostelería y comercio pesan tres veces más que la industria

Que la economía de O Morrazo depende en exceso del sector servicios es una realidad que queda clara en cada parámetro que se tome. En el caso de la aportación al PIB comarcal, la hostelería, el comercio y el transporte representan 275 millones de euros anuales. Solo se le acercan las actividades de información, financieras e inmobiliarias, con 261 millones de euros. En cuanto al peso de la industria, genera 79,5 millones de euros cada año en O Morrazo, de los que casi 56 millones se corresponden con los astilleros. La economía local no solo es dependiente de los servicios, ya que también lo es del funcionariado. Hasta 293 millones de euros del PIB anual de O Morrazo se corresponden a trabajadores de las administraciones públicas y en especial de la educación y la sanidad. El sector primario, sobre todo la pesca, aporta 85,5 millones de euros a la riqueza de la comarca y la industria agroalimentaria 36,5 millones. En comparación con el resto de Galicia, la riqueza por habitante de O Morrazo se sitúa muy por debajo de la del conjunto de la comunidad, en donde se alcanza un PIB per cápita de 23.031 euros por habitante cada año. También la comarca se encuentra rezagada con respecto a la provincia de Pontevedra, con un PIB por habitante de 21.392 euros al año. Sin duda las grandes ciudades y algunos municipios limítrofes empujan hacia arriba la riqueza gallega.

Compartir el artículo

stats