Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Nadie que pida una cita justificada queda sin atender"

Reconocen que internet o la central telefónica no dispone de los huecos de las agendas

Toma de muestras en el centro de salud de Bueu.

Toma de muestras en el centro de salud de Bueu. // G.N.

En el centro de salud de Bueu la atención sigue igual, con 8-9 pacientes presenciales por médico y el resto son citas telefónicas. Pero no son las 30 citas en agenda por día a la que aludió el nuevo conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, sino que en Bueu también llegan a las 45-50 atenciones diarias, aseguran las fuentes consultadas. De estas, 35 o 37 son telefónica y 8 presenciales y dicen "que nadie con una cita justificada queda sin atender". Reconocen que la cita a través de internet o de la central telefónica no tiene disponibles todos los huecos de las agendas y es más fácil conseguirla físicamente en el centro, como también que hay veces que no se les coge el teléfono, "pero son puntos débiles que el Sergas debe reforzar".

Se da el caso también, como en el centro de salud de Moaña, de que la gente piensa que no se le coge el teléfono, pero lo que ocurre es que la administrativa está atendiendo otra llamada y no da línea ocupada.

En Bueu señalan que están saturados, que al trabajo habitual hay que añadir la atención por el Covid, no solo de la población en general, sino la de los colegios que "consumen mucho tiempo, huecos en la agenda porque son los casos, los contactos, bajas laborales que hay que prescribir..." Entienden que no puede volver la asistencia presencial total porque se saturaría el centro, sobre todo ahora con la llegada de la campaña de la gripe, para lo cual están pensando en preparar un punto único de vacunación y espaciar las citas para evitar aglomeraciones.

Compartir el artículo

stats