Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hacia el objetivo de una apertura pública continuada

Cangas cuenta con el único museo del videojuego de Galicia y posiblemente con el único que hay en España. Desde ayer este espacio forma parte del registro de Fundacións de Interese Galego de la Consellería de Cultura e Turismo, lo que supone un nuevo espaldarazo para una iniciativa que busca reivindicar esta expresión artística a través de una manera tranversal y alejarla de prejuicios. La inscripción en el registro autonómico se formalizó ayer mismo a través de la publicación en el Diario Oficial de Galicia (DOG) y ha sido acogida con evidente satisfacción entre los miembros de su patronato, que destacan que el suyo es un proyecto "llevado a pulso, sin ayudas".

Este museo se ubica en la calle Andalucía y entre sus fondos destaca la presencia de más de un centenar de microordenadores y videoconsolas, que abarcan desde la década de los 70 hasta la actualidad, y más de 2.400 juegos, además de otro tipo de contenidos complementarios como mandos de control. "El proyecto nació hace ya año y medio y lo que queríamos era crear un espacio concreto para las colecciones y ponerlas a disposición de la sociedad", explica uno de los miembros del patronato y director ejecutivo del mismo, Jacobo Martínez. Esa vocación transversal y social motivó que la asociación se constituyese precisamente como fundación y dar un carácter "cultural y artístico" .

Los estatutos de la Fundación do Museo do Videoxogo de Galicia (Muvi) establecen como uno de sus objetivos fundacionales "abordar de un modo integral la historia del videojuego a través de todos sus dispositivos de hardware y software que conforman su colección, con una particular atención al sector del videojuego de Galicia". Dicho de otro modo, se trata de llevar el videojuego "un poco más allá" y abordarlo de una manera más seria, no solo desde la perspectiva lúdica. "Queremos contribuir a investigar, revisar, analizar su historia y su impacto cultural para darle un tratamiento diferenciado, como sucede con otras expresiones artísticas como el cine o la literatura", explican desde el patronato.

A lo largo de su corta trayectoria el Museo do Videoxogo de Galicia ya ha conseguido desarrollar una "potente línea de trabajo" a través de la colaboración con otras entidades e instituciones, que piden su colaboración o asesoramiento para exhibiciones, acciones culturales puntuales o para labores de investigación. Una nómina de colaboraciones entre las que se incluyen trabajo con el Salón do Libro, Universidade da Coruña o el Museo de Arte Contemporáneo de Vigo (Marco). Un trabajo que además de visibilidad y reconocimiento contribuye a aportar una más que necesaria estabilidad financiera a la fundación.

Instalaciones

Las instalaciones del museo y de la fundación se ubican en el número 10 de la calle Andalucía y comparten parte de sus instalaciones con el espacio de coworking Trebella. "Disponemos de una zona visitable y diferenciada para la exposición del hardware y el software, que se puede ampliar para actividades hacia la parte del espacio de coworking para tener una superficie de unos 100 metros cuadrados", apuntan desde el patronato de la Fundación do Videoxogo de Galicia.

Compartir el artículo

stats