Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vecinos de Banda do Río urgen horarios para el ocio nocturno y más presencia policial

- Denuncian un "incumplimiento absoluto" y advierten de actos contra la convivencia - "Primero estuvimos confinados por la pandemia y ahora por la movida", se quejan

Un grupo de terrazas en el barrio de Banda do Río durante el fin de semana.

Un grupo de terrazas en el barrio de Banda do Río durante el fin de semana. // Gonzalo Núñez

La Plataforma Vecinal de Banda do Río acaba de presentar un nuevo escrito en el Concello de Bueu después de los incidentes registrados durante el último fin de semana y que aseguran que se llevan repitiendo todo el verano. El colectivo urge que por parte de la Alcaldía se dicte de forma inmediata un bando para regular el horario de las terrazas y locales de ocio y para la ocupación del espacio público, con prohibición expresa del botellón. Esta medida debería ser complementada con una mayor presencia de la Policía Local y de la Guardia Civil, razón por la que exigen al Concello que reclame a la Subdelegación del Gobierno la presencia de patrullas de la Benemérita.

La plataforma vecinal sostiene que la elaboración de un bando para regular el horario de los locales y la ocupación del espacio público era un compromiso adquirido por el gobierno local hace ya un año y que todavía no se ha materializado, por lo que acusan a los responsables municipales de "dejadez" y "arbitrariedad". La presidenta del colectivo, Encarna Meira, denuncia que "algunas terrazas, insistimos que no todas, ocupan con absoluta connivencia" la totalidad de la calzada y de las aceras, lo que dificulta el tránsito peatonal.

La ausencia de ese bando municipal provoca, según los vecinos, "un incumplimiento absoluto" en los horarios de apertura y cierre. "Este fin de semana la marcha nocturna continuaba hasta las 7.30 horas y llevamos todo el verano sin poder dormir. Durante meses estuvimos confinados por la pandemia y ahora lo estamos por la movida", resumen.

Esta situación está empezando a generar problemas de convivencia y de vandalismo, como daños en las viviendas o incluso el lanzamiento de botellas de vidrio a las terrazas de los residentes.

Los vecinos consideran urgente una mayor presencia policial para garantizar el cumplimiento de horarios, ocupación del espacio público y que se respeten las medidas sanitarias contra la covid-19. En este sentido no comparten las críticas de esta semana del grupo de gobierno hacia la Subdelegación del Gobierno por "desatender" al municipio. "Hasta donde nosotros sabemos no se ha procedido a solicitar la presencia de patrullas fijas de la Guardia Civil", aseguran tras ponerse en contacto con el órgano gubernativo.

Las quejas vecinales se dirigen también hacia los problemas de movilidad, con la ocupación de las zonas de carga y descarga por parte de las terrazas y los problemas que ello ocasiona a los proveedores o los cambios en los horarios de apertura y cierre de la calle.

En el actual momento de crisis sanitaria denuncian que la limpieza que se está realizando en el barrio es insuficiente. Reconocen que se barre todos los días, pero entienden que no en las condiciones en las que debería hacerse para evitar la expansión del coronavirus, con el refuerzo de la desinfección en espacios sensibles. "Pedimos una reforma de la limpieza viaria, pero que no sea cosmética ni con parches, sino efectiva", manifiestan en el escrito entregado a través del Rexistro.

Compartir el artículo

stats