Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Villoch no descarta nuevos contagios a partir de la segunda quincena de julio y en agosto

El coordinador del centro de salud de Cangas afirma que "mientras en la playa se consigue mantener la distancia, todo se estropea en el chiringuito" - "La gente debe asumir que el coronavirus sigue ahí"

Colas en el centro de salud de Cangas para realizar analíticas, ya que se debe cumplir el aforo de 3 personas por consulta.

Colas en el centro de salud de Cangas para realizar analíticas, ya que se debe cumplir el aforo de 3 personas por consulta. // FdV

Los profesionales médicos de Cangas están pendiente de los rebrotes. "Mientras en la playa conseguimos que se mantenga la distancia de seguridad, en los chiringuitos lo estropeamos todo", se queja el coordinador médico de Cangas, Benigno Villoch que estuvo al frente de la pandemia en Cangas y Moaña. Aunque asegura que no hay nuevos casos de Covid-19 en Cangas, pero que la prueba de fuego está por llegar. Se refiere al aluvión de turistas que habitualmente llegan en la segunda mitad de julio y en el mes de agosto. "Al final nos acabaremos contagiando si no asumimos que hay un problema sanitario que no está resuelto. Vendrán chavales, que seguramente serán asintomáticos, propagarán el coronavirus. Si no se es consciente acabaremos otra vez confinados. Cangas y O Morrazo son zonas turísticas. No hay que descartar que haya rebrotes, como los de Barcelona, donde la nueva normalidad se complica. Pero no es el único que piensa que el peligro acechará la segunda mitad de julio y el mes de agosto. De esa misma opinión son las autoridades municipales. Si ahora las playas, a pesar de las restricciones impuestas por el Concello, no se sabe lo que va a ocurrir a partir de la próxima quincena. El gobierno espera que la medida adoptada con carácter disuasorio funcione.

Benigno Villoch considera que la decisión del alcalde de Cangas, Xosé Manuel Pazos (ACE) de restringir el tráfico rodado en los accesos municipales a las playas fue acertada. Afirma que, por una parte se limita de alguna manera la presencia de personas en las playas y, por otra, se evitan los numerosos atascos de todos los años. En este sentido, el coordinador médico de Cangas habla por primera vez alto y claro sobre el tráfico en las playas. "Era toda una odisea cuando teníamos que acudir con una ambulancia a la zona de playas. A veces, llegábamos, pero lograr sacar al enfermo de una forma rápida y segura se convertía en algo realmente difícil", manifiesta Benigno Villoch.

Ahora mismo no hay nuevos contagios en Cangas. Se sabe porque tanto en urgencias como en Atención Primaria, a la primera sospecha se solicitan pruebas PCR. Según Benigno Villoch, en este momento se están realizando en Cangas una media de entre 14 y 15 diarias. "No nos quedamos con la duda. Si vemos que hay algún síntoma relacionado con el Covid-19 de inmediato solicitamos la prueba PCR" .

Las colas de ayer en el Centro de Salud de Cangas llamaban la atención. A pesar de que se sigue dando prioridad a la atención por telefónica al paciente, hay más consultas presenciales que antes de levantarse el Estado de Alarma. Pero no es ese el motivo de que haya gente fuera del Centro de Salud esperando entrar. Las colas las forman los pacientes que acuden a realizar una analítica. Empiezan a llegar a las 08.30horas. "La gente no acude a la hora que se le citó y nosotros tenemos también un aforo para estar en el Centro de Salud. No admitimos más de tres personas por consulta", apunta Benigno Villoch. El ambulatorio cangués tiene 12 salas de espera y se realizan al día alrededor de 80 analíticas. "Los bancos tienen aforos y también las tiendas. Lógicamente, nosotros también tenemos que tenerlos. Es más fácil contagiarse en un centro de salud a donde acuden pacientes todos los días que en un banco. Controlamos a la gente tanto en el acceso de urgencias como en la puerta principal", comenta Villoch.

En Moaña, la Mesa Local da Sanidade se reunirá el próximo martes, a las 18.30 horas, para tratar de la situación de la sanidad pública en Moaña. Bajo esa convocatoria subyace que la localidad sigue sin tener urgencias, desde que con motivo de la pandemia todo se centralizó en Cangas, en el Punto de Atención Continuada (PAC). Las autoridades sanitarias, tras las primeras quejas, anunciaron que las urgencias iban a seguir así durante todo el verano. Hay quien ve en esta medida una previsión ante un posible aumento de contagios por coronavirus en verano, con el propósito de mantener la denominada línea sucia en Cangas y así tener todos los casos centralizados.

Pero en la Mesa da Sanidade de Moaña también se va a abordar otros problemas como retrasos muy importantes en las citas médicas y la continuidad de la atención telefónica como preferente. El gobierno local de Cangas preferiría que la Consellería de Sanidade fuese más clara y transmitiese sus planes al Concello de Moaña sin intentos de ocultar nada.

En el caso de Bueu el centro de salud mantiene la atención telefónica como medio preferente, salvo para aquellos casos urgentes o en los que la situación requiera la presencia de un facultativo. Desde el centro de salud también se mantiene informado al Concello de Bueu, desde donde reconocen que se observa con preocupación los rebrotes que están surgiendo desde hace semanas en otros puntos de España.

Fuentes sanitarias confirmaron que la semana pasada se confirmó en la localidad el primer caso de coronavirus en más de dos meses y medio. Se trata de un vecino natural de la localidad, pero que en el momento del diagnóstico venía de fuera. "Por lo que nos trasladan tanto él como la familia más directa están aislados y se les está realizando un control para conocer su evolución", explican desde la administración local.

La población de Bueu se incrementa de manera notable durante el verano debido al turismo y a la afluencia de visitantes, razón por la que las autoridades llaman a extremar las precauciones para evitar un brote que obligue a adoptar medidas más contundentes.

Compartir el artículo

stats